Mi hijo se enfada de todo, ¿cómo puedo ayudarle?

En estos días es normal si tu hijo ha comenzado a enojarse al menos una vez . Esto del encierro también les está afectando a ellos y al no saber cómo decirlo, la salida más fácil es por medio de este sentimiento. Sin embargo, si desde antes de la pandemia has notado que tu hijo se enfada de todo, tal vez sea otra la causa. La buena noticia es que puedes ayudarle a dejar de lado las emociones negativas que le hacen daño.

Algunos niños son muy sensibles

Hay niños muy emotivos, que se ofenden fácilmente y son vulnerables en todo momento. Esto indica que son más sensibles que sus amiguitos o hermanos. Debido a la forma en que experimentan el mundo, interpretan de una manera diferente todo lo que les ocurre. Incluso aunque no sea nada grave, ellos lo ven así. Por ejemplo: si un día le hablas fuerte, él piensa que le gritas. Si alguien se ríe, él piensa que se burlan de él. Su forma de sentir y ver el mundo no va a cambiar, pero lo que puedes hacer es ayudarle a manejar eso que siente.

Un niño sensible…

  • Puede ser rencoroso o sentir culpa con facilidad
  • Sólo se fija en lo que le pasa a él
  • Se queja de todo
  • Suele hacerse la víctima 
  • Pero también le gusta ayudar
  • Necesita mucho contacto físico, pues lo hace sentir querido

Si tu hijo se enfada de todo

  • Evita hacerle comentarios hirientes
  • El cariño es importante para ellos
  • Déjale en claro que siempre tendrá tu apoyo y amor
  • Corrígelo sin lastimarlo
  • Escúchalo, eso es importante para él
  • Usa frases positivas en todo momento
  • Nunca busques errores en lo que haga, sólo explícale qué cosas son correctas y cuáles no
  • Enséñale a no tomar nada personal, a perdonar y vivir feliz

Este video te puede gustar