Mi hijo jamás será un error, no importa con todo lo que tenga que lidiar

Fui mamá muy joven, no estaba en mis planes; pero creía que todo iba a salir bien porque tenía una buena relación con el padre de mi hijo. Sí, eso pensamos muchas de nosotras, pero las cosas van cambiando ya cuando los hijos están presentes. Nos damos cuenta que nadie vive sólo de amor y si no tenemos los recursos necesarios, las cosas pueden complicarse por líos de dinero o de estabilidad emocional. Cuando pensé que las cosas podían mejorar, me llevé otra sorpresa, pues el padre de mi hijo decidió alejarse. Todos los que me conocían, creían que era lo peor que podía estarme pasando. Hubo quienes me dijeron que lo mejor hubiera sido que abortara para que no tuviera que verme en esta situación. Sin embargo, si de algo estoy segura es que mi hijo jamás será un error. Es todo lo contrario.

No importa si lo tuve muy joven

Mucho criticaron que me embarazara tan joven, decían que había desperdiciado mi potencial. Aseguraban que mi vida se había ido a la basura por tener que cambiar pañales en lugar de viajar por el mundo o conocer otros amores. Me decían que conforme avanzara el embarazo me iba a arrepentir de no haber abortado cuando aún estaba a tiempo. La verdad nunca me importó lo que decían de mí, finalmente si arruinaba o no mi vida, era mía, no de los demás. 

Tampoco importa si su papá está o no

En realidad, él se separó de mí, no de nuestro hijo. Y aunque se hubiera ido por completo, me creo capaz de salir adelante. Lo he logrado y he demostrado de todo lo que soy capaz. El amor de madre te hace sacar un poder impresionante que tenías oculto. Me enorgullece saber que soy cada día más fuerte y lo seguiré siendo siempre, sólo por ver a mi hijo feliz.

Mi hijo jamás será un error

Aunque los demás hablen y digan y aseguren, no me importa en lo más mínimo. Mi hijo es la más grande bendición que tengo en la vida y me ha enseñado sobre todo el poder que tengo para continuar luchando en la vida.

Este video te puede gustar