Mi educación es diferente a la de mi ex esposo y eso rompió mi matrimonio

Me dije que éramos opuestos, pero los opuestos se atraen, ¿verdad? Después de un divorcio de miedo chicas, en realidad de miedo. Me refiero a que acaba en delito, por fin las heridas se van curando y el día de hoy encuentro con más claridad las razones por las cuales el y yo fracasamos rotundamente en esto de ser un buen matrimonio.

Lo que sé ahora, pero no sabía, es esto

Que no es suficiente que una pareja comparta una química desbordante en la cama, en los besos.La determinación de querer que ese hombre sea “él indicado” no es lo que saca a flote a un matrimonio. Debes tener otros valores que coincidan, valores que a veces no parecen importar mucho cuando estas enamoradisima y con el humo del felices por siempre en la cabeza.

Señales claras de que el no es él indicado

Yo conocí a este hombre y quede enamorada

Estaba en mis treintaitantos, recién divorciada y con una hija de 4 años. Lo conocí en un gimnasio cerca de mi casa, el también era divorciado tenia unos cuantos años más que yo y una hija de 10 años. Era un hombre super sencillo, de la clase trabajadora, pero ciertamente era un hombre sin muchos recursos. Comenzamos a conocernos y nos dimos cuenta de que crecimos en la misma zona durante años y nunca nos habíamos visto. Esto me hizo asumir que estábamos en igualdad de condiciones. Comencé a enamorarme de este hombre con un gran sentido del humor, lleno de canas y con una sonrisa que me dejaba soñando toda la noche.

Problemas usuales en el matrimonio y cómo resolverlos

El siempre me decía “no sé qué es lo que ves en mi”

Soy un hombre que trabaja de sol a sobra, que solo tiene cervezas en el refrigerador, algunos videojuegos y le gusta el sexo. De verdad creí que se subestimada, cómo un hombre con esa energía podía tener esa visión de si mismo. Para mi era ridículo. Lo gracioso es que el no mentía, siempre fue real conmigo, fuí yo la que creí que detrás de ese refrigerador sucio se encontraba el hombre de mis sueños. El que iba a ir al supermercado por mi e iba a comprar algo más que cerveza. Vaya qué gran error. Saben los hombres son bastante simples, además casi siempre te son muy honestos con lo que buscan.

No te enamores de una ilusión

Fue decepcionante de muchas maneras sorprendentes. Pero me negué a pensar que importaba, y esa es mi maldita culpa. Claro que a mi me gustaba la cerveza y porque no algunos videojuegos. Pero soy una amante de la buena lectura, me gusta leer artículos médicos, amo por sobretodo la música francesa porque la siento como si fuera una manta calentita de amor. Me gusta admirar a Joan Miró y las fotografías de Lee Friedlander. Podría seguir con mi lista de gustos pero creo que ya entendiste mi punto.

A nadie la gusta hablar sobre la educación o la diferencia de clases

De hecho yo evito el tema a toda costa, durante mucho tiempo pesé que eso no tenía importancia y me da vergüenza admitir que mi ex marido no tenía una educación similar a la mía. El no tenía un título universitario y tampoco le interesaba discutir lo que Hegel tenía que decir en sus libros. Con esto no quiero decir que fuera alguien irrespetuoso, pero eramos de mundos completamente diferentes y en tantas formas no encajábamos.

Cómo saber qué ya es tiempo de divorciarte

Después de 3 años de matrimonio

Silhouette of couple having argument on color background. Relationship problems

Me engañaba todo el tiempo a mi misma. Yo me encontraba leyendo acerca de los Tudor y el estaba en el sofá viendo starwars. No podía platicar con el de las cosas que me apasionaban o de mis nuevos descubrimientos porque a el le daba exactamente igual. Nunca me prestaba atención, siempre me decía “esas cosas son de artístas locos como tú”, yo sé trabajar con madera, podemos hablar de clavos “siempre en tono sarcástico”. El problema no era que el no tuviera un título, sino que se burlaba de cada cosa que a mi me llamaba la atención.

El punto crítico llego cuando se volvió una pelea intensa en la que le se burlaba de mi educación y me decía que yo no sabía lo que era trabajar. Vaya tonto! yo llevaba más de la mitad de los ingresos a casa. El divorcio fue largo, doloroso y bastante tedioso. Quizás se te haga algo muy clasista, pero creo que las parejas tienen que tener muchas más cosas en común para poder sobrevivir a una vida de estar juntos.

Este video te puede gustar