Me enamoré de mi mejor amiga

Enamorarse de alguien demasiado cercano no siempre es buena idea, menos si fuera tu mejor amiga. Dicen que todas las personas tenemos tendencias homosexuales, pero es algo en lo que yo nunca creí.

Hasta que mi mejor amiga se convirtió en algo más para mí. 

Llamémosle solo un desliz

cara delevingne harlem shake jourdan dunn

Soy la chica a la que todo el mundo acude pidiendo consejos. Realmente nunca creí que uno de esos consejos se iba a volver en mi contra. Después de que mi mejor amiga pasó por un muy mal noviazgo, nos volvimos como uña y carne. Incluso comenzó a decir que se podría convertir a otros gustos… Ya me comprenderás. Realmente nunca la tomé en serio.

En fin, pasaron los meses y su recuperación fue estupenda hasta que una noche decidió ensañarse con una botella de ron. Esos tragos fueron los peores que tomé en toda mi vida. Estábamos en mi casa, yo vivo sola, así que no había límites cuando de fiesta se trataba. Dos amigas dispuestas a platicar y a divertirse toda la noche. Al pasar las horas la plática se volvió sentimental. Compartimos nuestros ideales, planes a futuro, hablamos mal de nuestro ex. Hasta que de pronto su rostro estaba demasiado cerca del mío. No sé como paso realmente. En dos segundos el beso indeciso con sabor a ron se convirtió en un deseo arrebatador que acabó en un pequeño desliz.

 Pero no soy del otro lado

cara delevingne jourdan dunn

A la mañana siguiente, con los tantos remordimiento que esta experiencia puede incluir, ella se mostraba de lo más normal. Creo que fue mi rostro de desconcierto lo que le hizo reaccionar: “¿Qué nunca antes lo habías hecho con una chica?“. El comentario resonó varias veces en mi cabeza. Llámame chapada a la antigua, pero una de las cosas que nunca pensé hacer fue involucrarme con una mujer, y mucho menos con mi mejor amiga. Después de unos momentos de reflexión decidí tomarlo como algo a la ligera. Una situación que planeaba no repetir nunca. Finalmente, las cosas no sucedieron de ese modo.

El problema

selena gomez lonely sad alone hurt

Poco  poco, mi mejor amiga y yo comenzamos a ser como una pareja, nos tomábamos de las manos al salir. La gente siempre nos volteaba a ver y mi amiga amaba poder besarme cuando los curiosos intentaban mandarnos una mirada de desaprobación. Nunca tuvimos el título de relación, pero fueron meses maravillosos junto a ella. Hasta que comenzaron las peleas. Después de algún tiempo ella conoció a alguien. El sujeto se volvió su adoración muy rápidamente y yo quedé en el olvido. Ella es una persona muy inestable, no le importó dejarme de lado con la frase: “Nada de lo que hicimos iba en serio”. Fue una experiencia fugaz e intensa que se desvaneció como el humo de un cigarrillo. Aun que me sentí rechazada e ignorada yo nunca le reclamé, al final yo no era del otro lado.

Por otra parte, sí estaba enamorada

cara delevingne

Nunca estuve dispuesta a aceptar que fue algo que me movió profundamente. Para mis amigos fue una etapa que pasó y terminó rápidamente. En realidad, estuve mucho tiempo reflexionando y hasta acudí con un profesional, el cual quedó impresionado con mi capacidad de mantener la calma. El me dijo: “Sé muy sincera contigo misma. Cuando identifiques que fue lo que sentiste por ella, solo en ese momento podrás seguir adelante”.

La realidad es que me enamoré de mi mejor amiga hasta que comprendí que la homosexualidad no era parte de mí. Simplemente fue una experiencia por la que pasé y no estoy dispuesta a repetirla. Me hizo conocerme más como mujer, pero nunca me ha definido. En cuanto a mi mejor amiga poco a poco se convirtió en mi ex mejor amiga. Finalmente, aunque ninguna dijo nada, el vínculo que formamos se desvaneció como el amor que nos tuvimos o que yo le tuve.

Este video te puede gustar