Me aventuré a estar en una relación no monógama y esto fue lo que pasó

Debo reconocer que cuando era más chica, pensaba que para que una relación pudiera funcionar sólo tenían que ser él y ella. Siempre ha sido mal visto cuando uno engaña al otro en la relación. Pero qué pasa cuando ambas partes deciden tener una relación no monógama. Sí, ya sabes, esas relaciones en las que ellos comparten algo, pero también están abiertos a compartir algo más con alguien más. Si de algo estoy segura es que este tipo de relaciones no son para cualquier persona, pues no todos aceptamos ver a nuestra pareja con alguien más. Sin embargo, tal vez por morbo o para abrir un poco más mi mente, decidí aventurarme a tener una relación que iba en contra de todo lo que yo creía correcto.

El amor no tiene una sola perspectiva, ¿o sí?

A pesar de la diferencia cultural que existe entre las sociedades del mundo, tenemos algunas similitudes en cuanto al concepto del amor. Para empezar, se observa como un vínculo monógamo y lo asociamos con la idea del merecimiento. Es decir pensamos que el amor se gana con buenas acciones. Además, creemos que cuando se encuentra el amor, la atracción física que pudieras sentir por otra persona desaparece. Las relaciones libres eliminan ambos conceptos y aceptan que si bien puedes amar a una persona, eso no implica que dejen de gustarte otras personas.

Cuáles son tus límites

Salir con más de una persona te permite conocerte en diferentes ámbitos. Debido a que con cada una tienes vínculos distintos, eso enriquece tu perspectiva. Este beneficio lo experimentan tanto tú como las personas con las que sales. En consecuencia, ambos tienen una visión integral de cada uno como persona. Así mismo, entiendes tus límites en las relaciones amorosas y el respeto hacia la vida del otro.

Puedes lograr más seguridad

La experiencia que te otorga salir con más de una persona te hace saber lo que quieres y lo que no. Entiendes que no necesitas de una persona para sentirte feliz. Además, sabes que el único amor y el más importante es el propio, por ello buscas no sólo lo que quieres sino lo que necesitas. Así como procuras tu bienestar y el de la persona o personas que estén contigo. Por ello eres honesta con lo que quieres y no prometes más de lo que puedes dar.

Este video te puede gustar