Mamá permisiva, ¿sí o no?

Sé que como mamá en ocasiones te cuesta marcar límites al comportamiento de tu hijo. Por una parte lo amas y deseas que haga aquello que le gusta. Por otra, sabes que si eres permisiva en todos los aspectos, podrías malcriarlo. Es decir, estás en una constante batalla para conciliar ser una buena madre y ser muy consentidora.

 Podrías causarle baja autoestima

Los límites y las reglas le enseñan a tu hijo cómo comportarse y relacionarse sanamente con los demás. Tú eres su madre y tal vez lo conscientes de más por el gran amor que le tienes, pero no todas las personas se comportarán con él de la misma forma. En este sentido, acostumbrados a conseguir lo que quieren se sentirán menospreciados e ignorados cuando las personas no hagan lo que ellos quieran. En consecuencia su autoestima se verá afectada.

Si eres permisiva, ellos serán irresponsables

 Todos los niños necesitan tener responsabilidades, estas les enseñan la importancia del compromiso. Aplicarán esta noción del compromiso tanto en su vida personal como académica y profesional en un futuro. Sin embargo, al darles lo que quieren no fomentas en ellos la idea de trabajar por lo que quieren. En consecuencia, cuando tu hijo sea un adulto, tendrá muchos problemas por no cumplir con sus obligaciones. Para implementar la idea de la responsabilidad y el compromiso, otórgale tareas pequeñas como tender su cama, recoger su habitación y retirar sus platos sucios al terminar de comer.

No eduques a niños impulsivos

Los niños acostumbrados a tener todo lo que quieren, sufren mayores problemas relacionados con la frustración. Cada vez que tu pequeño no obtenga lo que quiere, experimentará ira y enojo incontrolables. En consecuencia, hará algún berrinche sin importar el lugar. Así mismo, la falta de límites y reglas le harán pensar que puede hacer lo que desee sin importar si eso afecta a otras personas. No tengas miedo de ser un poco estricta con tu hijo, recuerda que un día será un adulto que con sus acciones afectará positiva o negativamente la vida de los demás.

Este video te puede gustar