Lo que debes saber sobre el ultrasonido 4D

El ultrasonido permite que los padres puedan conocer a su bebé y, además, permite saber cómo se va desarrollando. Este estudio es muy sencillo de realizar, pero existe uno más avanzado que permite ver mejor a tu bebé en el vientre. Estoy hablando del ultrasonido 4D. ¿Lo conoces? Te dejo todos los detalles que hay que saber sobre esta ecografía.

Diferencia con un ultrasonido normal

Un ultrasonido 4D no es igual a una ecografía convencional. El ultrasonido que te realizan los primeros trimestres de embarazo es conocido como ultrasonido 2D. Mediante este es posible visualizar al bebé, escuchar su frecuencia cardíaca y hasta medir sus órganos. La ecografía en 2D es muy útil para detectar anomalías en el  desarrollo del bebé. Por el otro lado, el ultrasonido en 4D permite percibir sus movimientos en tiempo real y ver una imagen en 3D, esto permite conocer la carita del bebé.

Puede detectar si el bebé tiene labio leporino

Aunque este ultrasonido no es tan eficaz para detectar anomalías en los bebés, sí puede detectar cuando el niño tiene labio leporino. Al ser de mejor calidad y en 3D, la imagen muestra si el pequeño presenta anomalías en el rostro. Y como te mencione antes, con este estudio se puede observar el movimiento del bebé. Incluso es posible verlo sonreír, bostezar o sacar la lengua.

¿Cuándo se puede realizar?

Si estás embarazada y ahora estás ansiosa por hacerte un ultrasonido 4D debes saber que es posible aplicarlo a partir de las 26 semanas de embarazo hasta la 32. Si ya estás en estas semanas no te confíes, en ocasiones no se puede hacer el ultrasonido. Esto va a depender de la posición de tu bebé y de la cantidad de líquido amniótico. Este último a veces no permite tener una buena visibilidad del bebé. Sin embargo, no está de más probar; quizá te sorprendas gratamente y puedas calmar tu curiosidad por conocer a tu hijito.

Este video te puede gustar