La mejor forma de convertirte en una excelente mejor amiga; ¡infalible!

Todas tenemos amigas que son una parte fundamental de nuestra vida. En consecuencia, las queremos admiramos y apreciamos; sin embargo, no siempre lo demostramos. Tal vez sea porque nuestra personalidad es muy reservada o simplemente no encontramos la forma de hacerlo. Si esta es tu situación no te preocupes, siempre existen diversas formas de convertirte en una excelente mejor amiga.

Escúchala siempre

A veces, por una u otra razón no podemos ver a nuestra mejor amiga. Si somos sinceras, sabremos que la ausencia sí afecta nuestra relación; sin embargo, la presencia de una persona puede sentirse de diferentes formas.  La más importante es escucharla siempre que lo necesite.  No importa si eso implica leer sus mensajes o llamarla por teléfono, lo realmente significativo es darle apoyo cuando más lo necesita.

Felicítala cuando sea necesario

Las mujeres solemos ser muy exigentes con nosotras. Esta actitud no es mala, pues de esa forma crecemos. Sin embargo, se nos olvida reconocer todas las cosas buenas que hemos hecho. Por tanto, si tu amiga es así, siempre que puedas recuérdale las cosas buenas que ha hecho. Además, piensa que la amistad es una forma más del amor, por tanto, deben alegrarte tanto los logros como cosas buenas que pasan en la vida de tu amiga.

Dile cuando se esté equivocando, pero recuerda que hay maneras

Así como debes reconocer las cosas buenas que  ella hace, también debemos ponerle los pies en la tierra de vez en cuando. Sin embargo, debes recordar que existen maneras adecuadas para hacerlo. No le grites, no te enojes, sólo platica con ella acerca de las actitudes o acciones que crees las están dañando.

Guarda los secretos que te confía

Siempre, siempre, siempre debes guardar los secretos que ella te confía. Jamás se los reveles a nadie más no importa si se trata de alguna amiga o amigo en común. Tampoco puedes hacerlo cuando se trate de su pareja, recuerda que ella deposita su confianza en ti, por tanto, la mejor manera de honrarla es manteniéndola.

 Sin mentiras

Nada de mentiras piadosas, monumentales o verdades escondidas. Siempre procuren hablarse con la verdad aunque duela. De esa forma podrán encontrar en la otra una opinión certera y honesta que les servirá para confirmar o tomar decisiones.

Este video te puede gustar