Ser mamá soltera puede ser una elección y decisión, que nadie te diga lo contrario

Anteriormente era mal visto ser madre soltera. Se creía que para que una mujer saliera adelante, necesitaba forzosamente de un hombre a su lado. Sin embargo, en la actualidad, ser madre soltera es una elección y decisión muy personal.

Razones para decidir ser madre soltera

Existen muchas razones por las que se decida ser madre soltera, puede deberse al reloj biológico o a la falta de una pareja estable. Sea como sea, es un tema muy personal, igual que las mujeres que deciden no tener hijos. Ambos casos son respetables y no tenemos por qué juzgarlos. Querer ser mamá no es algo que venga impuesto por el simple hecho de ser mujer. Como dijimos, es cuestión de elección y decisión.

Madre soltera, una elección y decisión

En la sociedad actual son más mujeres que sienten presión por no querer tener hijos, que las que deciden ser madres solteras. Ser madre soltera por elección implica una decisión y compromiso interno. La psicopedagoga María Zysman opina que el rol y figura paterna siempre será cubierto por alguien. Por lo general siempre hay un abuelo, tío, hermano o primo que de cierta manera cumple con esa función. Recuerda que una familia tradicional no da la garantía de ser saludable mentalmente.

Una madre soltera es más fuerte

Al tener que enfrentar la vida sola, una madre soltera tomará la fuerza necesaria para no dejarse vencer por la adversidad. Además, luchará contra todos los obstáculos que se presenten en su camino con tal de sacar adelante a sus hijos. Del mismo modo, tiene los objetivos más claros puesto que no puede ir experimentando por la vida como si nadie dependiera de ella. Lo mejor es que se crea un vínculo entre su hijo y ella, que nada ni nadie podrá reemplazar o romper.

Este video te puede gustar