Mamá soltera, es normal que te sientas cansada, pero no estás sola y no eres la única que pasa por eso

Y son las 5 de la mañana y empieza la rutina. Preparar el desayuno de los niños, alistarlos para llevarlos a la escuela y dejarlos en la escuela. Ir al trabajo, sacar tiempo para ir por los niños, llevarlos a casa, hacerles de comer y regresar al trabajo… Con ese ritmo, ¿cómo no te vas a sentir cansada? Con ese ritmo es normal que lleguen momentos en los que sólo pidas y quieras algo de paz. Y ten en claro que eso no te hace mala mamá. De hecho, es normal que te sientas cansada. Además, no estás sola, no eres la única madre soltera que pasa por eso.

¡Eres una guerrera!

Nadie que se convierte en madre o padre recibe un instructivo para criar a sus hijos o saber cómo hacer las cosas. Y cuando eres madre soltera, las cosas pueden ponerse un poco más rudas. Es normal que a veces te sientas vulnerable; es decir, ¡mujer, estás criando sola a tus hijos, llevas las rindas del hogar y provees el pan de cada día! ¿Sabes en lo que eso te convierte?: ¡en una guerrera!

Eres muy capaz

Aunque estamos en el siglo XXI, aún hay prejuicios sociales sobre las madres solteras. ¿Pero quieres saber algo? De acuerdo con los expertos, las madres solteras son muy capaces. Los hijos de madres solteras no salen peor ni cometen más delitos que otros niños. Se sienten mejor como adultos que aquellos niños que han crecido en una familia nuclear donde ha habido graves conflictos entre los padres.

Y no estás sola

Pese a las opiniones sociales, los hogares monoparentales a cargo de una mujer están en constante aumento en prácticamente todo el mundo. Por eso te digo, no estás sola. Y lo principal es que tienes a unas personitas para quienes lo eres todo: tus hijos. Para ellos, eres perfecta, única y maravillosa. Ellos siempre estarán para ti, y te amarán incondicionalmente. Así que no, no te sientas mal si estás cansada. Te reitero, es normal. Lo que no debes permitirte es caer. No, ¡eso jamás! Ánimo, mujer.

Este video te puede gustar