Mamá, nunca esperes nada de nadie porque la espera puede ser muy larga

De seguro estás muy emocionada por ser mamá y a la vez un poco aterrada. Esperas muchas cosas de tu nueva etapa. Sin embargo, hay algunas cosas que no van a llegar por más que lo desees. No es por ser ruda ni nada por el estilo, simplemente es la realidad que muchas mamás pasan. Nunca esperes nada a cambio, debes aprender a ser una mujer fuerte, valiente y un ejemplo a seguir para tu hijo.

A que reconozcan tu labor

Tu labor como madre puede ser reconocida al principio, pero no toda la vida. Así es de simple. Tus hijos no lo van a entender hasta que ellos sean padres y vivan lo que en realidad se siente. Sin embargo, por ahora estás sola y esto es lo que no debes esperar cuando seas mamá porque te decepcionará.

Aplaudan tus esfuerzos

Tal vez te levantes todas las noches para amamantar a tu bebé, te aguantes el dolor de tus senos cuando estés en público, atiendas a tu bebé las 24/7 y un montón de cosas más. Y harás cada una de estas labores con muchísimo esfuerzo y a veces te preguntarás de dónde lo sacas, pero no será aplaudido. Apreciado sí, pero no alabado.

Abracen tus tristezas

Ser mamá y la depresión postparto impiden que la tristeza se vaya y tu familia se cansa de hacer algo al respecto. Más que nada porque saben que es una etapa normal y que tú eres la única que puede superarlo. Te sentirás muy triste y de vez en cuando sola, pero no esperes un consuelo. Aprende a ser fuerte por tu cuenta.

Entiendan lo loca que te estás volviendo

¿Cómo no volverse loca? Con un bebé que atender, un marido a quien consentir y una casa que llevar. No esperes a que entiendan tu locura, nadie podrá hacerlo. Incluso de mamá a mamá la locura se presenta en diferentes aspectos.

A ser agradecida por amar

Lamentablemente las personas no ven eso. De hecho, no importa qué relación exista con una persona, ser agradecido es algo que al ser humano no se le da hasta que lo pierde.

Este video te puede gustar