Malos y asquerosos hábitos que todas las mujeres hacemos (aunque digamos que no)

Todo ser humano tiene malos hábitos incluyendo las mujeres. Nosotras sabemos que no somos perfectas y creo que la mayoría va a estar de acuerdo con este artículo. Tenemos algo en común con otras mujeres desconocidas: son nuestros malos y asquerosos hábitos. Simplemente hay veces en que no podemos evitarlo y aunque digamos que no, sabemos que es completamente cierto.

Quitarnos el esmalte con los dientes

Justo yo en este momento… De vez en cuando estamos tan aburridas o concentradas en algo que nos quitamos el esmalte con nuestra mejor arma ¡los dientes! Es uno de los hábitos más asquerosos porque todo el esmalte se queda en nuestros dientes frontales. Sin embargo, creo que nunca vamos a aprender porque simplemente es inevitable.

Usar el mismo bra por tres días

Admítelo ¡todas lo hacemos! Llego a usar mi brasier favorito por tres días o más solo porque me gusta como sostiene mis pechos. Me lo cambio cuando voy a usar otro tipo de blusa o cuando comienza a oler feo. Incluso cuando veía a mi novio me cambiaba de bra para no dejar rastros de mi mal hábito ¿y tú?

Dormir con el maquillaje puesto

De vez en cuando nos da flojera desmaquillarnos y cometemos este terrible error. En ocasiones, te maquillaste tan bien los ojos que no quieres que desaparezca para el día siguiente. No está bien que hagamos eso, pero bueno, son nuestras malas costumbres.

No depilarnos cuando es invierno

¿Quién nos va a ver las piernas en invierno? ¡Pues nadie! Además, el exceso de pelo nos ayuda a mantenernos calientitas en esta época del año. Sí, a nosotras nos encanta estar peludas, pero lo escondemos mientras se pueda.

Sangramos en nuestra ropa interior

Nos llega el periodo sin avisar y ¡puf! calzones manchados de sangre. Hay veces en que nos da igual si los manchamos o no, sobre todo cuando son unos calzones viejos de abuelita.

De vez en cuando nuestro cabello está sucio

Es por eso que existe el champú en seco, para limpiar el exceso de suciedad de nuestro cabello cuando no queremos lavarlo. No sé qué sería de mí sin mi botella de champú en seco. Además, le aporta volumen a mi melena. ¡Me encanta!

Este video te puede gustar