Ser el “mal tercio” con tu amiga y su novio no parece tan malo después de todo…

Llevas un tiempo sin salir con alguien, te sientes bien, todo va de maravilla y disfrutas con tu amiga. La incógnita es, ¿qué pasa si ella comienza una relación? ¿Te deja de lado?, ¿no le importa que seas el mal tercio en sus citas? Tu amiga y su novio tendrán una perspectiva muy distinta del amor, si tú eres parte de esa relación. Además, para ti hay muchas ventajas, ¿no me crees?

No necesitas conducir, sólo disfruta

Ser el “mal tercio” indica que siempre irás en la parte trasera del auto. Velo como una ventaja, pues no serás tú quien se canse de manejar. Mejor aprovecha y disfruta del paisaje y deleita a tu amiga y a su novio con tu canto. Cuando tengas pareja ya te tocará ir adelante, pero ahora es momento de disfrutar.

Siempre tendrás un lugar al que ir

A veces tienes ganas de salir, pero no sabes a dónde y no quieres hacerlo sola. Con tu amiga y su pareja, ten por seguro que conocerás muchos lugares.

Si ellos pelean, te buscan a ti para salir

Si tu amiga se pelea con su novio, obviamente acudirá a ti para hacer muchas cosas juntas.

Tienes nuevos pretendientes en cada salida grupal

Cada vez que salen, tanto ella como él tienen a alguien nuevo que presentarte. Aprovecha y conoce a muchas personas.

Recibes consejos por dos

Cuando se trata de darte consejos, sabes que los recibirás por partida doble y eso está cool.

No necesitas impactar a nadie cuando sales

Te olvidas de tener que armar un super outfit para salir.

Tienes dos mejores amigos

Pasas tanto tiempo con los dos, que te ganas el cariño del novio de tu amiga. Obviamente con cierto distanciamiento para que no se malinterprete nada.

Tu amiga y su novio saben que salir sin ti no es lo mismo

Valoran tanto tu compañía, que ya te consideran parte de la relación.

Le das un toque de frescura a la relación

Es divertido cuando estás con ellos y cuando no es así, lo sabes y lo saben.

Si discuten, agradeces estar soltera

Como no todo es color de rosa, cuando los ves pelear, agradeces no tener pareja. Así te evitas momentos de estrés.

Este video te puede gustar