Mal de ojo: todo lo que debes saber sobre esta creencia

Las fuerzas místicas y malévolas de este mundo le huyen a algo. El amuleto más reconocido en el mundo es quizás el que inhibe el llamado mal de ojo. Se trata de un ojo azul cobalto. Por lo regular lo encuentras en forma de dije en cualquier bazar donde venden objetos semejantes. Viene en muchas presentaciones. Muchas personas creen en el mal de ojo y utilizan un sinfín de remedios para neutralizarlo.

¿Qué es el mal de ojo?

El famoso mal de ojo es una maldición transmitida a través de una mirada maliciosa, alimentada por la envidia. La creencia de esta maldición viene de muchos años atrás. Antes se creía que las personas que le tenían envidia a alguien que había alcanzado la maldecían mediante el mal de ojo. Existen muchas historias que lo mencionan o hacen alusión a él. Desde las miradas de las gorgonas griegas hasta los cuentos de las miradas de los hombres irlandeses que podían hechizar a cualquiera.

El nazar o talismán

 

Este talismán con el típico ojo color cobalto tiene el propósito de proteger del verdadero mal de ojo. Este amuleto se creó hace muchos años, después de que se reconociera como mal de ojo a las maldiciones por envidia. Esta maldición es una creencia tan arraigada, que incluso se encuentra presente en el Corán. Este talismán era utilizado por los fenicios, los asirios, los griegos, los romanos y, quizás, los más famosos, los otomanos.

Ojo por ojo

 

El mal de ojo cobró mucha fuerza cuando algunos célebres pensadores atestiguaron su veracidad. El filósofo griego Plutarco, sugirió que el ojo humano tenía el poder de liberar rayos invisibles de energía que en algunas ocasiones eran tan potentes como para matar niños o animales pequeños. Con esta creencia, es normal que varias civilizaciones buscaran un amuleto que contrarrestara la maldición. “La versión más antigua de estos amuletos se remonta al 3300 a.C.”, explica la BBC Culture el doctor Nese Yildiran, profesor de historia del arte en la Universidad Bahçeşehir, de Estambul. Se trata de imágenes abstractas de ojos grabados en alabastro. Las primeras repeticiones del actual nazar aparecieron alrededor del año 1500 a.C.

Algunas curiosidades extra

Finalmente, el mal de ojo se hizo tan común en la vida de las personas, que ha prevalecido al grado en que los aviones de la actualidad lo tienen grabado en ciertas partes de la aeronave. De igual modo los egipcios y los etruscos lo pintaban en sus barcos para tener un viaje seguro.

Quieres conocer tu nuevo signo zodiacal

Este video te puede gustar