Lubricación excesiva en hombres, ¿es normal?, ¿cómo lidiar con ella?

Sabemos que la lubricación es importante para tener relaciones sexuales sin problemas. Así como nosotras producimos líquido vaginal para que no haya molestia alguna, nuestra pareja también lo hace. ¿Qué pasa cuando el líquido preseminal resulta en una lubricación excesiva? ¿Es bueno o malo?

Líquido preseminal

Este líquido es segregado por las glándulas bulbouretrales, que son del tamaño de un guisante. Se sitúan debajo de la próstata y producen un fluido que al salir neutraliza el pH del interior de la uretra. Al hacerlo, los espermatozoides no se disuelven antes de salir del pene. Cuando hay sexo vaginal sin protección, el líquido preseminal neutraliza el pH de la vagina, y crea en esta un ambiente agradable para los espermatozoides.

Cantidades distintas

De acuerdo al Journal of Andrology, las emisiones previas a la eyaculación varían. Pueden ser sólo unas gotas o 5 mililitros, lo que equivaldría aproximadamente a una cucharadita de café. A simple vista parece ser poco líquido, pero si lo juntaras te darías cuenta de que no. Parece que la filtración de la lubricación excesiva se vincula con la excitación sexual mental. Hay fármacos como la finasterida, recetada para problemas de próstata, que podrían causar efectos secundarios negativos en el hombre. Por ejemplo, reducir su deseo sexual.

Lubricación excesiva

Lejos de ser perjudicial, es normal. Mantiene en buen estado la salud del hombre y enriquece su disfrute, así como el de su pareja. Así como puedes presentar una lubricación abundante que incluso humedezca tu ropa, él también. Con el paso del tiempo la lubricación en ambos disminuye, por lo que conviene disfrutarla ahora. En cuanto noten que algo no está bien, deben acudir con un especialista para que les ayude a tomar cartas en el asunto.

Este video te puede gustar