Los patanes, ¿nacen o se hacen?

Toda mujer ha tenido la desgracia de toparse con uno o dos patanes en su vida. De hecho, algunas chicas parecen tener un cierto imán que los atrae. Como mujeres debemos estar preparadas para reconocerlos y también entender de dónde vienen. Además, es importante saber cómo lidiar con ellos para no caer en sus garras.

Los patanes, ¿nacen o se hacen?

La realidad es que muy pocos hombres o seres humanos nacen malos. Al menos eso es lo que dicen los expertos que analizan psicópatas hoy en día. El comportamiento de un ser humano es el resultado de un cúmulo de experiencias. Los patanes, por ende, suelen hacerse… ¿Cómo? ¿Por qué? ¿Tienen remedio? Creo que los patanes no son necesariamente malas personas. En ocasiones solo son hombres que rebasan los límites pues nunca se les enseño a respetar a una mujer. Por otro lado, fueron maltratados o simplemente hicieron un muy mal match con la pareja actual.

La teoría

Te voy a contar un poquito acerca de mi teoría y después te voy a enseñar mi técnica para no caer en las garras de un patán. Hace poco me puse a reflexionar sobre el tema, pues conozco a dos patanes en potencia que resultan ser mis amigos. A ambos los conozco a fondo, pues son mis amigos desde que tenía unos 10 años. Ambos han tenido vidas difíciles y en ambos casos no existió una figura paterna, ni tampoco una buena imagen de pareja mientras fueron creciendo. Creo firmemente que una forma de ayudar a resolver el problema con el que tantas mujeres lidiamos y que a veces suele llegar a la violencia física, es criar a hombres emocionalmente fuertes. Finalmente, cómo esperas que tu hijo sea un buen esposo, padre o pareja si creció viendo cómo mamá era maltratada por papá o mamá solapaba todas las patanerías de papá.

¿Qué hace a un hombre patán?

Creo que es una mezcla de falta de inteligencia emocional, empatía y toque de mal aprendizaje. Los hombres tienen mucho que perder en el ámbito emocional, pues nuestra sociedad aún no les permite crecer expresando sus emociones. Al final, un hombre que no sabe expresarse emocionalmente será mucho más agresivo que el que sí lo hace. La agresividad sumada a la imagen de la mujer que lo crió siendo maltratada puede ser lo que genere un patán en potencia.

¿Entonces, son víctimas?

Aguas, aunque un hombre tenga todas las de perder en este escenario debemos ser conscientes de que ellos tienen el poder para cambiar. No va a ser sencillo, pero tampoco tienes que creerte la heroína que va a hacer que el hombre cambie. El único que tiene el poder para cambiar es él. Así que no, no puedes ni debes ser la salvadora de un hombre así, sobre todo si te maltrata físicamente. Quedarte con él es seguir solapando su falta de control.

¿Cómo identificar a un patán y no caer en sus garras?

Es super importante para una mujer, aprender a identificar a un patán. En estos meses en los que he estado soltera he tenido la oportunidad de aprender al respecto. Si bien todas tenemos la ilusión de encontrar el amor, hay que tener buen ojo y ser muy frías para saber si el chico que tienes enfrente vale todo lo que estás haciendo por él.

Existen algunas cosas que puedes hacer para identificar a un patán:

  • Trata mal a los que le sirven. Observa su comportamiento con la gente que le sirve. Es decir, los meseros, la gente del servicio doméstico, los empleados de una tienda, la que pide dinero en la calle. Ten claro que su trato hacia los demás dice mucho de quién es en realidad.
  • El intenta llegar a lo físico sí o sí. Sal con el chico en cuestión, pero no le des acceso al sexo hasta que hayan pasado de la quinta o sexta cita. Conocerlo es super importante. Entre más citas tardes en darle lo que le gusta, descubrirás si vale o no la pena seguir con él. Si el chico te deja de hablar después de la tercera cita o te insiste mucho en pasar a la parte física, huye por tu vida, ni lo pienses no vale la pena. Solo le interesa el sexo y nada más.
  • Es celoso. Si apenas lo conoces y ya te está dando señales de que es celoso, ten mucho cuidado. Deja de pensar que los celos son buenos en una relación. En realidad no es así, son la manifestación emocional de su inseguridad y puede ser muy desgastante.
  • Te contesta cuando quiere. ¡Foco ultra mega rojo! Ya sé que las chicas justificamos su comportamiento. En alguna ocasión salí con un médico que decía estar super ocupado. En realidad, él tenía pareja y yo me enteré de eso muy tarde. Así que ten cuidado. Si él no te contesta hasta días después o desaparece de repente, es una clara señal de que encontraste a un patán.

Finalmente, aléjate de este tipo de hombre y haz caso de los focos rojos. Muchas veces las mujeres tratamos de suavizar las situaciones y nos ponemos en una situación de riesgo. Sé congruente y protégete a ti misma. Salir con un patán solo te va a traer decepciones, lágrimas y en el peor de los casos, violencia física.

Este video te puede gustar