Los movimientos que más nos gustan durante el sexo oral

Realmente a pocas mujeres les gusta recibir sexo oral, ya sea por parte de su pareja o de un acompañante casual. Esto se debe a diversas causas, la primera es la inseguridad que algunas chicas tienen en cuanto al aspecto de su vagina. Así mismo, algunos prejuicios en cuanto a cómo debería lucir, saber, oler, las inhiben. Otra de las causas es la poca habilidad que nuestro compañero tenga para darnos sexo oral. Sin embargo, los movimientos adecuados tendrás que crearlos junto a tu pareja.

Las caricias previas mejoran las sensaciones

Que el clítoris sea el órgano con más terminales nerviosas (alrededor de 8 mil), es una ventaja y una desventaja. En este sentido lo peor que un chico puede hacer es besarlo sin haberlo estimulado previamente. Lo mejor es tocarlo suavemente alternando velocidad e intensidad. Sin embargo, sabemos que los chicos pueden ser un poco bruscos, por tanto lo mejor es que lo guíes.

Habilidad más que intensidad

La verdad es que los movimientos de los chicos son limitados. Ellos creen que entre más rápido es mejor. No obstante, eso es una mentira pues al friccionar rápidamente el clítoris puede irritarse. En consecuencia, sentirás más dolor e incomodidad que placer y se habrá arruinado el encuentro en un segundo. Por ello lo mejor es que él realice movimientos suaves que gradualmente irán aumentado. Así mismo, es importante que haga más de un movimiento. Si no tiene idea de qué hacer, estos podrían servirles.

  • Barrido de lengua. Dile a tu novio que con la punta de su lengua recorra tu clítoris. Después, menciona que lo haga con el cuerpo de la lengua completo, de esa forma sabrás qué te gusta más.
  • Círculos orales: Este es el más común de los movimientos, pero para hacerlo más entretenido se debe jugar con la intensidad. Tu pareja debe mover la punta de la lengua o el cuerpo de esta en círculos no sólo en el glande del clítoris sino en sus alrededores.
  • Estimular el clítoris y la vagina a la vez: todos sabemos que los orgasmos más intensos son aquellos que involucran tanto la vagina como el clítoris. Por ello es necesario estimular ambos órganos de manera simultánea.

Este video te puede gustar