Los miedos de las mamás primerizas

¿Eres mamá primeriza y estás aterrada por un montón de cosas? Tranquila, lo primero que debes saber es que todas las mamás vivieron esa experiencia. Ahora sus hijos están bien, ¿cierto? Así que no te preocupes que es de lo más normal, pero para que sepas cómo afrontarlos, aquí te digo cuáles son los miedos de las mamás primerizas.

Muerte de cuna

La muerte de cuna o que se ahogue mientras duerme es probablemente el temor más común. Para evitarlo, lo que debes hacer es procurar el sueño seguro. Asegúrate de que duerma boca arriba, en su cuna, en un ambiente sin demasiada calefacción y después de haberlo amamantado. Además, busca una cuna segura y retira muñecos de peluche y almohadas. Así reduces el riesgo y te da tranquilidad.

Que tu leche no alcance

Los pediatras destacan que siempre el mejor alimento para el bebé es la leche materna. El problema es que si te estresas por no poder darle, tu cuerpo siente el estrés y produce menos. Así que mejor mantente tranquila para que tu cuerpo tenga leche suficiente y puedas darle pecho libremente, todo lo que quiera. Entre más succione, más leche tendrás. Descansa con frecuencia a lo largo del día, toma abundante agua, no descuides tu dieta y verás que esto no será un problema.

Que se enferme

Por supuesto que este es uno de los miedos de las mamás primerizas. La noticia es que probablemente se enferme. La clave está en que no entres en pánico por cualquier cosita. En los primeros meses los bebés son mucho más susceptibles a contraer infecciones, varios pediatras recomiendan tenerlo en un ambiente controlado al menos el primer mes de vida. No lo expongas a espacios con mucha gente o factores de infección. Ponle todas las vacunas necesarias y poco a poco irás aprendiendo a leer sus síntomas y a detectar entre sólo una pequeña diarrea o algo más grave. Por supuesto, si tiene fiebre no dudes en llevarlo al pediatra.

Este video te puede gustar