Los lubricantes pueden transformar por completo tu vida sexual

Los lubricantes sirven como un accesorio que le da un plus a las relaciones sexuales de muchas parejas. Existen algunos con olor, otros que prometen diversas sensaciones. Cuando compres uno, elige el que más te convenza.

¿Cuáles son los lubricantes más recomendables?

El lubricante a base de agua es óptimo para un encuentro sexual. Este tipo de producto no deteriora los condones. Además, es más barato y menos agresivo con la zona íntima de la mujer.  La única “desventaja” que podrían tener es que se desvanece pronto, por lo que debe reaplicarse para ser eficaces.

Los lubricantes a base de silicón son menos espesos, pero duran más tiempo sin perder el efecto. Si deseas experimentar sexo en un jacuzzi o en una alberca, sin duda este lubricante es el mejor. Ningún lubricante es recomendable para el sexo oral ni para interactuar con juguetes de silicón porque resultan inadecuados.

Conoce sus componentes para cuidar tu salud

Es importante que revises los ingredientes del lubricante que usarás para prevenir la aparición de alergias. En algunos casos los componentes pueden causar irritación en la piel o la zona genital. Además, debes estar al pendiente de la caducidad. Nunca uses un lubricante con fecha de caducidad vencida.

Información general que debes considerar

El lubricante tiene distintas presentaciones: crema, gel, líquido o supositorio; elige el que más te agrade. Es importante que si practicas sexo vaginal y anal, tengas un lubricante para cada zona. No es nada recomendable usar el mismo en ambas zonas, pues podrías contraer una infección. La aplicación debe ser en la punta del pene; mientras que en la vagina, dos gotas sobre el clítoris y la vulva. No utilices demasiado lubricante porque podría irritar la piel o mucosa o hacer que el condón resbale. Después de la relación es recomendable que quites el exceso de lubricante.

Este video te puede gustar