¿Por qué los hombres prefieren a las curvys?

Antes era tan normal que los hombres se fijaran en las chicas delgadas, con busto grande, altas y con cintura de avispa. Era como el estereotipo básico de chica atractiva en aquel entonces. Ahora, ellos prefieren más la carne que el hueso, pues las chicas curvy los vuelven locos. Te ha gustado un chico atractivo pero te diste cuenta de que solo se fija en aquellas chicas con piernas grandes y caderas anchas, pero ¿por qué? Estas son las razones por las cuál las chicas curvy son las preferidas por los hombres.

No hay complejos

Las curvys son mujeres fuertes y seguras de sí mismas a las que no les importa lo que digan de ellas. Han vivido con críticas la mayor parte de su vida y las han vuelto independientes. Para ellas no existen los complejos, a comparación de una chica con cuerpo promedio.

Son muy divertidas

Por alguna extraña razón ellas tienden a ser más divertidas y, obvio, a los hombres les atrae la diversión. No todo son besos y abrazos en el amor, ellos también buscan reírse en todo momento. Y si has tenido una amiga curvy, de seguro ha sido la que más te hace reír, ¿verdad?

También son cariñosas

¡Lo sabes bien! El mejor apoyo que tendrás será de tu mejor amiga curvy. Ellos también buscan cariño en sus relaciones y algunas mujeres prefieren que ellos tengan la iniciativa.

No se quejan de la comida

Es lo que casi siempre pasa con las chicas de complexión delgada, les preguntan: “¿Qué quieres comer, amor?”. Y ellas responde:  “Lo que tú quieras”. O “No sé, lo que sea” y cuando le das una opción, dicen: “No, mejor otra cosa”. En serio que decidir dónde comer es una pérdida de tiempo y al final se convierte en una discusión. Para las curvys esto no es así. Ellas van al grano y dicen lo que realmente se les antoja, no les importa si su cuerpo luce “perfecto” o no.

Y lo que menos creías: ¡son muy sexys!

¡Tienen más carne de donde agarrar! Para algunos hombres, les parece atractivo un brasier relleno de carne real y no de rellenos falsos.

Este video te puede gustar