Los celos incitan a la infidelidad, ¿será?

Lo celos incitan a la infidelidad… ¿qué tan real es la afirmación? Lo que sí es cierto es que las personas celosas son inseguras de sí mismas, temen a perder lo que les “pertenece”. Los celos son irracionales y te hacen actuar de la peor forma. Si basas tus elecciones y acciones en los celos, quizá el miedo y la ansiedad rigen tu relación. Las conductas basadas en los celos son muy destructivas. Estas te encaminan a tener pensamientos erróneos y es ahí, cuando la inestabilidad emocional toma las riendas de tu vida.

¡Los celos hartan!

Existen parejas que crean un círculo vicioso; es decir, ambos se controlan el uno al otro. En otras relaciones, uno de los dos padece celos enfermizos, lo cual genera preocupaciones y conductas sin control. La persona celosa siempre buscará la forma de encontrar algo que evidencie la falta del otro. A veces sin que exista nada se aferra tanto que por todo se molestan. Las actitudes sin razón de ser, tienden a fastidiar al otro pues no entiende qué está pasando.

Los celos afectan las relaciones 

Las constantes discusiones, persecuciones y problemas van aumentando y la relación va muriendo. Se gasta tanta energía sintiendo celos, que el celoso asfixia la relación propiciando que la pareja se aleje poco a poco. Los cuestionamientos y el control provocan impotencia. Las relaciones se deterioran cuando no se controlan los celos y las víctimas cambian su actitud.  Una relación con celos pierde las bases principales del amor. Una persona celosa puede ocasionar que la relación termine.

 Los celos terminan con todo

Probablemente, los celos incitan la infidelidad, pues la persona que los padecen aleja a la pareja. Las personas que tienden a engañar lo hacen porque así lo han decidido, pero los celos podrían ser el detonante. Sin embargo, si los celos son la base de la relación es mejor terminar antes que llegar al extremo de caer en la infidelidad.

¿Qué tan celosa eres, te han sido infiel por sentirlos? Cuéntanos.

Este video te puede gustar