Los cambios pequeños te llevan a una mejor vida

Últimamente veo a cientos de chicas tratando de completar su “vida perfecta”. Lo queremos todo: ser fuertes, independientes, con un buen trabajo, un coche, una casa, un hombre bueno, ser fit, estar delgadas, ser bonitas, comprar cremas, tener tiempo, salir de viaje, ser espirituales, madres, trabajadoras, dormir lo suficiente, ser super mamá, un embarazo, por qué no dos….eyy….¿ quieres una mejor vida?

El cerebro de las mujeres funciona de esa forma, pensamos todo el tiempo en como lograr más en el menor tiempo posible y todavía tener la audacia de crecer como personas. Es un gran trabajo y lo peor del caso es que lo queremos todo ahora, ya. Cómo si por arte de magia el negocio propio o la fuerza interiro se fuera a formar.

En esta vida no todo es magia

Sí la vida fuese tan sencilla como cerrar los ojos y desear con muchas fuerzas que se te aparezca la camioneta del año. Abrir los ojos y tenerla frente a ti, todo sería bastante aburrido. En teoría venimos a esta vida a experimentar, vivir , crecer y crear una vida propia. El problema es que cada día ponemos en nuestra cesta demasiadas cosas y no lo hacemos con mucha ilusión. Realmente lo hacemos con desesperación.

cómo creer en ti misma, sin morir en el intento.

¿Cuál es la prisa? una mejor vida requiere….

Los estándares que has visto toda la vida. El amigo que ya recorrió el mundo, la amiga que ya trae el coche. Se nos olvida que somos seres individuales con diferentes preferencias, otras vidas y cada quien va a su ritmo. Claro que a nadie le gusta saber que es el más lento, pero eres tú el problema. Sí, te guste o no.

Frustrarte todos los días porque no tienes el coche

Te lleva en la dirección contraria a la que deberías ir. De hecho deberías desear el coche sin esa odiosa desesperación. Todos sabemos lo que pasa cuando hacemos las cosas en pleno acto desesperado. O lo que pasa cuando forzamos las cosas a que sean exactamente como lo queremos. Usualmente las cosas no salen nada bien.

La soledad no es tan mala como tu la piensas.

Así que empieza por usar un mantra “todo esta en perfección”

Estas en el lugar donde debes estar el día de hoy y tienes que comenzar a vivir de esa forma. Hacer cambios pequeños es lo que te llevará a un gran futuro. Por ejemplo qué pasaría si en vez de frustrarte, comienzas a ahorrar algo de dinero. Seguro el ahorro constante te daría lo suficiente para un enganche en un cierto lapso de tiempo.

Con mucha actitud

Requieres de vivir en el presente para tener un futuro, una mejor vida. El pensar a lo lejos cómo te gustaría tener una casa en el campo, allá algún día puede que nunca te traiga la casa. Si ves tus objetivos como lejanos e inalcanzables, evidentemente los estás convirtiendo en eso. Provoca un cambio en ti todos los días cuando decidas llevar tu vida hacia otra parte.

Los pasos pequeños son los que te llevarán a una mejor vida. De eso no hay duda. Confía en tu abundancia, tu inteligencia y tus aptitudes para lograr cualquier cosa.

Este video te puede gustar