Cómo lograr una buena comunicación con tus pequeños

Tener una buena comunicación en familia es importante para crear una unión con tus pequeños. Asimismo ayuda a formar un ambiente más bonito de familia en casa. 

Cuando existe  una buena comunicación en familia se da la complicidad y un ambiente de apego. Por otra parte, cuidar de esto ayudará a tus hijos a tener valores inquebrantables y los llevará a construir mejores relaciones a lo largo de su vida. Lograr una buena comunicación, no es tan difícil. Se trata de adoptarla como un estilo de vida en el que los miembros de la familia encuentren un espacio para poder expresar sus sentimientos, experiencias e inquietudes.

Mejora el clima en casa

familia

Estas recomendaciones ayudarán a aligerar el ambiente en casa, dejando que la comunicación entre sus integrantes fluya de forma más natural.

  • Busca formas positivas de dar información. Al pedir o discutir acerca de algo exprésate en forma amable, firme y concisa. Es decir, si tú requieres que tus hijos laven los trastes después de comer, pídeselos como una responsabilidad: “Me gustaría que lavaras tus trastes pues así me quitas una carga de trabajo. Es tu responsabilidad hacerte cargo de lo que ensucias”.
  • Sé una mamá empática. No se vale reprender a tu hijo por todas sus equivocaciones, mejor enséñale por qué esta mal lo que hizo. Toma en cuenta que muchas veces los niños no están del todo conscientes de lo que hacen bien o mal. Dales opciones para que la próxima vez no vuelva a pasar.
  • Da mensajes consistentes y no contradictorios. Le dices, por ejemplo: “ayúdame a limpiar”. Acto seguido le quitas la escoba a tu hijo porque no lo sabe hacer bien. Mejor enséñale a hacerlo bien. Hazle observaciones pero no recurras a hacerlo tú, ya que de esta forma nadie te va a ayudar después.
  • Escucha con interés. Cuando le preguntes a tu hijo cómo le ha ido en su día, préstale atención. Así como tú te das cuenta cuando tu pareja no te presta atención ellos lo notan también. A la larga, tus hijos no te querrán contar nada con entusiasmo si no estás atenta a sus respuestas.

Diálogo en la familia

shutterstock_368350061

Si tú quieres que tus hijos en un futuro tengan la confianza de contarte sus asuntos, debes enseñarles que pueden confiar en ti desde niños. Abrir los canales de comunicación depende de ti. De acuerdo a la educación que le estés dando, será lo que te contarán llegada su adolescencia. Un claro ejemplo se ve en las mamás jóvenes que tienen una comunicación más cercana y profunda con sus hijos. Entonces, cuando lleguen a la adolescencia, los chicos serán más abiertos porque no se encontraron con una barrera de “temas” que no deben tocarse en familia. Pon las cartas sobre la mesa, deja que tus hijos te hablen sobre sus inquietudes. En pocas palabras: muéstrate abierta a que te cuenten qué piensan. No te cierres aunque, evidentemente, ellos van a tener opiniones diferentes a las tuyas

Facilita la buena comunicación: 

  • Pídele opinión a los demás integrantes de tu familia.
  • Dales la oportunidad de expresar sus opiniones y sentimientos.
  • No juzgues. Muchas veces esta es la razón por la cual ningún adolescente le pide consejo ni opinión a sus padres cuando está a punto de hacer algo. Sí, va a querer experimentar y alocarse un poco, pero confía en la educación que le diste de pequeño.
  • Sé clara a la hora de pedirle algo. “Yo necesito que ‘arregles tu cuarto’ para que así ‘yo te dé permiso de salir'”.

Este video te puede gustar