Lo que no debes hacer si te despiden de tu trabajo

Existen ciertas cosas que no debes hacer si te despiden de tu trabajo. Aunque es una muy mala experiencia y muchas veces nadie se toma la molestia de avisar con tiempo, existen ciertos protocolos a seguir. Aunque te hayan tomado por sorpresa y te sientas confundida, no dejes que esa avalancha de emociones te domine. Guarda la calma, no te alteres, mejor trata de analizar con tranquilidad la situación para asimilar la noticia. Tu reputación está de por medio. No manches tu historial con una acción errónea.

¿Qué es lo primero que no debes hacer si te despiden?

Primero que nada no entres en pánico. No hay sentimiento más horrible que este. Es difícil, es verdad que si no lo tenías contemplado se vendrán tiempos difíciles, pero entrar en pánico sólo hará que te enojes, te alteres o, peor aún, que te pongas a llorar. La sensatez y la madurez son claves para manejar un despido.

No descargues tu enojo

Una vez que te hayan despedido no descargues tu enojo despotricando sobre tu antiguo empleo. Eso habla peor de ti que tus antiguos empleadores. Si algo no se hizo conforme a la ley (tu liquidación u otro tema) toma acciones legales, pero evita en la medida de lo posible enviar correos llenos de ira o descargar tu frustración en redes sociales.

No malgastes tu liquidación

Así te hayan dado una bicoca, debes administrarte bien. Se vienen días llenos de incertidumbre y podrían prolongarse durante semanas. Lo mejor es que anticipes el pago de tu renta y el pago de tus servicios (si puedes adelantar un mes de renta mejor). También paga tus tarjetas, no dejes que los intereses te coman. Evita pedir préstamos. Lo mejor es que pienses en alguna forma de generar ingresos o tomes un trabajo de manera temporal para salir del apuro.

No te deprimas

Típico que te quedas sin empleo y primero te sientes muy frustrada. Después, te da algo de alegría haber recuperado tu tiempo y tu “libertad”. Sin embargo, con los días las cosas cambias y comienzas a preocuparte. Lo normal es que después te sientas desanimado y caigas en depresión. No te escondas, sal a ver a tus amigos, visita a tus familiares. Toma este tiempo para ti. Procura mandar un CV todos los días o tres veces a la semana. No lo veas como algo vergonzoso, el despido también sirve para aprender mucho de ti.

No te desesperes

Un despido puede ser una de las experiencias más desalentadoras, pero no te desanimes. Piensa que la vida puede depararte mejores cosas en el ámbito profesional. Allá afuera existen oportunidades más enriquecedoras y mejores a las que tenías en tu antiguo empleo.

Este video te puede gustar