Lo que deseo que seamos a partir de este día en adelante

La próxima vez que te encuentres un hombre dispuesto a ser tu compañero, amigo y amante espero que le propongas que te haga sentir amada, protegida y valorada… Porque antes de amar a alguien tienes que amarte a ti misma. Esta es una lista de cosas que he aprendido en mis últimas relaciones y espero que sea tu guía para encontrar un mejor amor.

Quiero que no lo seas todo para mí

Cuando estés a mi lado no quiero que seas la piedra angular en mi vida. Yo seré siempre lo más importante, pero lo compartiré todo contigo. Por ejemplo, mis sueños, ambiciones, espacio y tiempo. Buscaré que nuestra relación crezca en armonía, no necesito ser tu centro de atención. Quiero que sigas siendo tú y me dejes ser yo.

Crezcamos juntos y si se puede…

Quiero envejecer contigo y aprender de cada etapa que la vida nos ponga enfrente sin pensar demasiado en el futuro. Hoy quiero compartir contigo lo que tengo para ofrecer, el tiempo para amarnos es hoy. En mis manos tengo amor, dedicación, fidelidad, paz y comprensión. Si tomas mi mano y nos dirigimos a un futuro similar, no tendremos problemas.

Pelea conmigo todo el tiempo

Si algo no te parece, no quiero que te lo guardes. Sé honesto conmigo y dime las cosas con tacto. Amor no solo en los buenos tiempos, sino también en los malos. Hoy quiero pelear contigo, para solucionar los problemas en el camino. Evitemos ese equipaje lleno de piedritas que un día puedes dejarme al partir. Así que dime que te gustaría que fuera menos berrinchuda, que no te persiga con mensajes de whats y que para ti es importante que haya un six de cervezas en el refrigerador.

Baja la guardia y déjame pasar

No soy tu enemiga, cuéntame tus secretos y lo que hay en lo profundo de tu mente. Déjame ser tu amiga, tu confidente, tu novia y tu amante. Necesito que seas el hombre que canta profesionalmente en la ducha, el experto en arruinar las tuberías del baño porque un plomero no lo sabe hacer y también que cepille mi cabello cuando tenga un mal día. Déjame ser la mujer con la que cuentas a diario y también a la que siempre vuelves al final del día.

Déjame soñar muy alto

Siempre déjame ser yo misma. No te preocupes por los que me pretenden, que a esos los alejo yo con solo enseñarles tu foto. Sueña conmigo todos los días, ponte insoportable para dejarte un espacio. Sobre todo, llega en la noche a dormir conmigo, para que mañana comencemos de nuevo. Levanta la colcha y déjame ocupar el hueco en tu pecho cuando hace frío y el otro lado de la habitación en las noches de calor. Quiero despertar y verte, así con los ojitos medio rojos y la melena hecha un desastre.

No te claves con el futuro

Mi intensión no es atraparte, es compartir mis días contigo. Así que no dejes que tus miedos vuelen hacia el vestido blanco y los pañales, que a mi lo que me importa es hoy y ahora. Disfrutemos de este tiempo juntos y ya veremos qué pasa mañana. La vida corre deprisa, no te detengas a pensar en el futuro.

Finalmente, ámame lo suficiente

Para dejarme ser la mujer que soy todos los días, ámame lo suficiente para bailar debajo de la lluvia de lo feliz que estoy, para alcanzar todas mis metas y seguir soñando. También ámame en los malos días, cuando estoy insoportable. Déjame sentirte en cada beso y en cada abrazo. Ámame hasta con los dientes. Dime que todo estará bien y confiemos en el proceso.

Róbame ese cachito de corazón y de vida que te mereces. Y sí nos caemos, levántate conmigo y sigamos caminando. De este día en adelante seremos los mejores uno con el otro.

Este video te puede gustar