Todo lo que pasa por nuestra mente cuando vamos a terminar la relación

Después de darle tantas vueltas en la cabeza, por fin te has dado cuenta que tu relación no funciona y que es hora de terminarla de una vez por toda. Sea por X o Y razón, sabes que el amor de esa persona ya no te satisface y que a pesar de todo los buenos momentos, es mejor dejar ir. Sin embargo, terminar la relación con una persona puede ser muy duro sobre todo si los sentimientos fueron muy reales. Yo lo sé, cuando terminé por primera vez con una persona quería llorar y a la vez sentirme libre. Pensé muchísimas cosas sobre esa persona, nosotros y acerca del futuro. Esto es todo lo que pasa por nuestra mente cuando llega el momento de decir “deberíamos terminar”. ¿Te identificas con alguno de estos pensamientos?

“Es lo mejor”

La actitud positiva siempre en alto y sin duda, es la que debes mantener en todo el proceso (cosa que es difícil) de terminar una relación. Has analizado las cosas de una manera realista y sabes que a pesar de que duela, será lo mejor para ustedes dos.

“¡No llores! Me das lástima y quiero regresar contigo”

Lo sé, es completamente inevitable. Cuando le dices a tu novio que quieres terminar con él puede que reacciones de muchas formas y una de ellas es llorar. Un hombre que ama de verdad no puede evitar sentirse muy mal frente a ti; digo también les duele un rompimiento. Y cuando lo ves ahí, nuestra mente piensa: “no lo hagas, mejor regresa”, porque te da lastima y sientes algo de culpa.

“¿Me dejará ir tan fácilmente?”

Cuando por tu cabeza pasa por esto es porque cree que aún existe algo de esperanza para solucionar las cosas. Esperas ver la reacción de tu pareja para hablar más del tema y tal vez darle otra oportunidad. Sin embargo, nunca lo averiguarás hasta decirle. Esto es una pequeña forma de ilusionarte a sí misma. Ten cuidado porque luego el corazón nos hace una mala jugada.

“Pobrecito, no quiero lastimarlo tanto”

Otro pensamiento causado por lástima que pasa por tu mente. No todas las mujeres son tan astutas o fuertes. Algunas conservan un poco de sensibilidad al terminar con su pareja o lastimar a una persona. Es obvio que si eres una mujer sensible te vas a sentir culpable de romper su corazón.

“Esto es lo más doloroso que he hecho”

Como he mencionado, un corazón muy sensible se puede sentir bastante culpable o mal por el rompimiento. ¿Qué te puedo decir? Son cosas que suceden en la vida, habrá altas y bajas pero lo más importante es saber superarlo.

“¿Cómo se lo explicaré a mis amigos y familia?”

La pregunta del millón cuando vas a terminar a tu novio también pasa por tu mente. Sabes muy bien que te preguntarán a fondo con tal de saber todo el chisme. Claro, serás el centro de atención durante una o dos semanas. En especial si su relación fue de las más envidiadas o populares de todas.

Este video te puede gustar