Lo más tenebroso que me ha dicho mi hijo es…

Jamás me había puesto a pensar en todas las cosas que nuestros hijos pueden decir y muchas veces tomamos a la ligera. Hace poco mi hijo dijo lo más tenebroso que jamás imaginé escuchar y de ahí, surgió una plática aterradora con mis amigas. Ahí me di cuenta que mi hijo no ha sido el único que ha dicho cosas que te hielan la piel.

“Los extraterrestres sólo se llevan gente inteligente”

No es novedad que todas como mamás, llegamos a perder la cabeza en algún momento del día. Los retoños son amados. Aunque también pueden sacarnos de quicio porque a veces parece que en lugar de hacernos caso, nos retan. Un día, luego de recoger al pequeño de la escuela, íbamos de camino a casa y comentamos algo relacionado a los extraterrestres. Le dije que debía aprender a hacer las cosas solo, pues qué tal si un día los extraterrestres me secuestraban. ¿Qué iba a hacer solo? Entonces él respondió “tranquila mamá, los aliens sólo se llevan gente inteligente.”

“¿Tu mamá te acompaña todos los días al trabajo?”

Esto no me pasó a mí, sino a una amiga. Por ahí dicen que los niños pueden ver cosas que los adultos no, por ejemplo, los fantasmas. Mi amiga cuenta que un día fueron al supermercado. Cuando estaban formados en la fila para pagar, su hija le dijo: “mamá, ¿por qué la cajera viene con su mamá al trabajo? ¿Todos podemos ir con nuestra mamá a trabajar?” Sin duda fue lo más tenebroso que mi amiga había escuchado. Se sorprendió, pues no había nadie detrás de la mujer, o al menos, nadie que se viera a simple vista. Al ser su turno de pagar, la niña le preguntó a la cajera por qué llevaba a su mamá con ella al trabajo. La cajera se sorprendió, pues hacía poco tiempo su mamá había fallecido. Mi amiga no supo si las lágrimas eran de dolor o de felicidad de saber que a pesar de la muerte, ella seguía acompañándola.

“Cantas feo”

Desde que mi hijo nació, todas las noches le canto una canción para arrullarlo. Una como madre, lo hace con mucho gusto y sin esperar nada a cambio. El problema es que conforme los hijos crecen, pueden decirnos cosas realmente sorprendentes. Hace poco, mi hijo optó por decirme “mamá, ya no me cantes por la noche”. Yo pensé que lo decía porque ya era niño grande, entonces le dije, “ok, ¿por qué?” y él respondió “es que cantas feo”.

“Sólo te daré una quesadilla para que sepas lo que se siente”

No acostumbro darle mucho de cenar a mi hijo, pues la digestión ya no se hace de la misma forma y puede amanecer con dolor de estómago. Una noche, le di una quesadilla y un poco de cereal con leche. Él aseguraba que seguía teniendo hambre y le dije que no podía darle más para evitar malestar. Entonces volteó muy enojado y me dijo “cuando estés viejita, sólo te daré una quesadilla para que sepas lo que se siente”. Espero algún día entienda que sólo lo hice por su bien.

“Ese accidente ya lo había vivido”

La niña de mi amiga, la que había visto a la mamá fallecida de la cajera, es una niña muy especial a mi parecer. Mi amiga hace poco tuvo un accidente de auto, por fortuna ella está bien. Sin embargo, para no causar algún tipo de conflicto, no hablan mucho del tema en casa. Sin embargo, su hija asegura que ella que ella ya había estado en ese accidente. Que viajaba en el auto con su mamá y su hermanita. Dice que su hermana y ella sufrieron lesiones graves, pues las dos quedaron ensangrentadas. Después de eso vieron una luz y la siguieron y acto seguido ya estaba con su nueva mamá (mi amiga).

Este video te puede gustar