Esto es lo que le pasa a tu cuerpo cuando estás enamorada

El amor trae muchos cambios significativos a nuestra vida, algunos que ni imaginamos. Los más conocidos son la alteración del ritmo cardíaco, manos sudorosas y mejillas sonrojadas. También experimentamos cambios corporales que a veces pasan inadvertidos por la emoción del momento. ¿Quieres saber cuáles son estos cambios? Pues bueno esto es lo que pasa…

Tu temperatura corporal aumenta

Algunos estudios científicos han concluido que el amor estimula ciertas zonas del cuerpo, como el abdomen, pecho, cabeza y brazos. En consecuencia su temperatura aumenta como una respuesta tanto emocional como sensorial ante una caricia, acercamiento o lejanía del ser amado.

Tu piel se suaviza

El amor aumenta la producción de estrógeno, una hormona que influye positivamente en distintos sistemas. En el caso de la piel aumenta la calidad y cantidad de colágeno que está produce. Por tanto, podemos percibirla más suave, firme y tersa. Así mismo retrasa el proceso de envejecimiento. Así que si buscas una piel linda, unos besos serán la solución.

Tus ojos son más sensuales

El amor altera el ritmo de la irrigación sanguínea en todo nuestro cuerpo. En consecuencia, nuestras pupilas se dilatan haciendo que nuestra mirada sea más penetrante y cautivadora. Así mismo, la mirada refleja más emociones que antes, ya que varía la intensidad dependiendo de la cercanía que tenemos con la persona que nos atrae.

Le dices adiós al sueño y al apetito

Toda la descarga de hormonas que sufre tu cuerpo durante el enamoramiento te mantiene despierta sin importar la hora. Además piensas en todos los momentos que pasan juntos, lo cual genera otra descarga de hormonas  y así hasta que logres dormir. Así mismo, perdemos el apetito debido a que la oxitocina disminuye la  sensación de hambre. Sin embargo, si ambos aman comer, este problema se solucionará fácilmente.

¿Has experimentado alguno de estos cambios?

Este video te puede gustar