Cómo evitar una separación que solo desea él

Una separación no es el fin del mundo, pero sí dolorosa. No hay mucho qué decir más que aceptar, perdona y continuar. Si estás presenciando una ruptura con tu pareja o esposo, mantén la calma. Busca tiempo para ti, busca esa paz interior que necesitas ahora y despeja tu mente. Créeme te interesará lo siguiente…

Aceptación 

No se trata de que seas negativa y no quiero que lo seas, ¡para nada! Simplemente, lo que busco es que aceptes y afrontes la situación. No puedes aferrarte a una relación en la cual ya no existe el amor. Por muy cruel que suene, cuando el amor termina comienza la costumbre y de ahí surge la indiferencia. ¿Acaso quieres que eso sea la base de tu matrimonio? Lo único que logras al no aceptar la ruptura es lastimarte más de lo que ya estás. Tienes que ser fuerte y enfrentar lo que está por venir. ¡No te aferres a un amor que ya se apagó!

La separación es algo malo

Quítate de la mente que la separación es mala, arroja esas ideas absurdas. Rompe con esos prejuicios, si no se convertirán en un tormento y en vez de aceptar la realidad solo vas a retroceder. No estoy diciendo que una ruptura no sea dolorosa, ¡claro que lo es! Es normal que te sientas triste y quieras llorar, será bueno que lo hagas. De esta forma irás poco a poco cerrando esa herida y asimilando la pérdida. Platícalo si es necesario, no te guardes nada y si necesitas hablarlo directamente con él, hazlo, solo no insistas si él no acepta.

¡No te pierdas de la nuevo que está por llegar!

No me refiero a emprender una nueva relación, si no a aquellas personas que te rodean. Cuando se afronta una separación, lo peor que puedes hacer es aislarte. ¿Qué mejor que trabajes en tu  crecimiento personal? Ve en busca de tu familia y amigos, rodéate de las personas más importantes, busca ese calor hogareño y emprende nuevos caminos para que el tiempo sane la herida. ¡No es el fin!

¿Tú has pasado por esto? ¡Platícanos!

Este video te puede gustar