Lo que debes aprender de un matrimonio feliz

Un matrimonio feliz es un excelente ejemplo a seguir.  No, no estoy diciendo que su historia es un cuento de hadas. En realidad hasta los matrimonios más felices tienen problemas, pero eso no hace que su amor se esfume. Si quieres que tu matrimonio sea único, especial y dure para toda la vida, esto es lo que debes aprender.

Perdona a tu pareja cuando se equivoque, no lo hagas sentir peor

Es un error común que no debería suceder, ni siquiera cuando están en su etapa de noviazgo. El ser humano es muy destructor incluso con sus propias relaciones personales. En vez de compadecernos, nos ponemos en primer lugar y queremos sentirnos superiores. ¿Por qué? nunca lo sabremos, es parte de nuestra naturaleza. En fin, un matrimonio feliz es aquel que perdona a quien se equivoca y no lo hace sentir más mal de lo que ya está. El objetivo de los problemas es solucionarlos, no empeorarlos para tu propia satisfacción y después solucionarlos. Además, ¿no te gustaría contentarte más rápido en vez de pasar todo un proceso que al final es una pérdida de tiempo? Al menos yo sí querría eso.

Acepta tu error y ofrece disculpas cuando tú te equivoques

Si tú la riegas, acéptalo, discúlpate y arréglalo; ¡es así de simple! No intentes culpar a tu pareja o a otra persona por tu error; sería una acción muy cobarde de tu parte. Tampoco ofrezcas la típica excusa de “es que por pensar en ti se me olvidó”, “es que me distraje con lo que me dijiste”, “es que fulanita me dijo algo y le hice caso”, etc. No importa quien influye en tus decisiones, quien las decide eres tú y tú lo haces por ti no por los demás.

Díganse “te amo” con más frecuencia

Muchos matrimonios fracasan porque los problemas se vuelven muy grandes y olvidan lo mucho que se amaban. Ponen los problemas económicos, deudas, empleos o lujos como prioridad en el matrimonio, y no debería ser así. Un matrimonio feliz es aquel que se dice “te amo” todos los días o lo demuestra con gestos gentiles.

Aprendan a apoyarse mutuamente en sus metas personales

Cada quien tiene sus propias metas personales y no hay nada más bonito que saber que tu pareja te apoya para que las logres. En serio, aunque no te guste o pienses que sea una mala idea  siempre apoya a tu pareja, ¡no lo olvides! Habrá cosas que no nos agraden pero no debemos ser esas personas que destruyen sueños ajenos.

Tener hijos no es obligatorio, ni tampoco será la solución a sus problemas

Muchos piensan que para solucionar los problemas matrimoniales hay que tener hijos y no, así no funciona. De todos modos los divorcios existen con o sin hijos. Además, a quienes perjudican más son a los niños cuya mente es muy joven para entender esta situación. No es obligatorio tener hijos y si ambos los quieren, será por voluntad propia y no para una solución rápida o desesperada para los problemas de su matrimonio.

Este video te puede gustar