Lo que cambia en tu vida sexual con la menopausia

La menopausia es una de las etapas por las que toda mujer pasará tarde o temprano. Sin embargo, la gran incógnita de muchas de ellas es con respecto a su vida sexual. Temen que las cosas dejen de ser de la manera a la que están acostumbradas, pero deben saber que todo tiene solución.

El día temido por casi todas

A pesar de ser un momento natural en la vida de toda mujer, es un periodo caracterizado por alteraciones. Ocurre entre los 45 y 55 años, cuando las hormonas sexuales determinan el cese definitivo de la menstruación y la pérdida de la capacidad reproductiva. Hay casos en los que se adelanta debido a intervenciones quirúrgicas, quimioterapia o radioterapia.

Síntomas de la menopausia

Entre los principales síntomas existen alteraciones en el ciclo menstrual. También hay sofocos, fatiga, dolor articular y cambios de humor. La disminución de estrógenos genera alteraciones que afectan la vida sexual en algunos casos. La resequedad vaginal provoca dolor durante las relaciones sexuales. Puede existir también dolor de cabeza, irritabilidad, tristeza, pérdida de deseo y motivación sexual.

No hay motivo para dejar de disfrutar

No temas a la menopausia, pues no es un impedimento para dejar de disfrutar de la sexualidad. Si existe resequedad vaginal, los geles, lubricantes o cremas con estrógenos pueden ayudar. Debes acudir con tu ginecólogo para que te aconseje cuál es el mejor para ti. También puedes ayudarte de ejercicios que fortalezcan tu zona pélvica. Así tu vagina estará preparada para el encuentro sexual. Una buena noticia es que hay mujeres a las que la menopausia no les afecta. En ellas, por el contrario, en la etapa postmenopáusica su deseo sexual aumenta y disfrutan con total plenitud.

Lo más importante es la comunicación, ya que si tu pareja y tú hablan, podrán encontrar una solución en conjunto. No tengas miedo de disfrutar tu sexualidad.

Este video te puede gustar