Lo bueno y lo malo de salir con un hombre más chaparro que tú

Soy una mujer que tiene una estatura promedio, no soy tan alta, pero tampoco soy tan pequeña. Cuando me siento, mis pies no quedan volando, pero tampoco tengo que doblarlos demasiado para caber en todos los sitios. Desde que tengo uso de razón, siempre me han gustado los hombres más altos que yo. Siento que estar con un hombre más alto, me da protección. Parece algo normal y me gusta que él sea quien pone su mano en mi hombro y no viceversa. Nunca había salido con un hombre más chaparro que yo, porque, como dije, me gusta que estén más grandotes. Sin embargo, hace poco me di la oportunidad de conocer a un chico petite. No estaba muy convencida de ello, el único problema para mí era justo eso: su estatura.

Salir con un hombre más chaparro, ¿sí o no?

Cuando conocí a este chico, debo reconocer que no era el más guapo del mundo. Tenía algo que llamaba mi atención y poco a poco fuimos hablando más, hasta que nos dimos cuenta de que la pasábamos muy bien. Me empezó a atraer de manera intelectual, pues debo reconocer que el único “pero” que tenía a mi parecer era su estatura. Recuerdo que un día me abrazó y parecía que mi hermano pequeño me estaba abrazando. Me resultó un poco incómodo. Salimos unos meses, pero las cosas no funcionaron. Yo no me sentía del todo cómoda y sí, tal vez el motivo por el que no quise continuar saliendo con él fue una estupidez. Creo que para que te sientas feliz o cómoda con alguien, debes estar contenta con todo lo que esa persona ofrece. ¿No?

Luego de esa experiencia un tanto desagradable (para mí), decidí hacer una lista de los pros y contras de haberlo hecho. Creo que fueron más contras, pero al menos me sirvió para saber que no volvería a salir con un  hombre más chaparro que yo. ¡Lo siento!

Lo malo

  • No puede protegerte. Como dije, un hombre más chaparro apenas puede protegerse él mismo. Recuerdo que cuando viajábamos en metro, otros hombres o mujeres lo tapaban con sus brazos tomando el pasamanos. Él salía de entre toda la gente como podía para salir de ahí. Era más fácil que yo saliera de cualquier sitio. Además, al momento de abrazarme o bailar, estábamos super disparejos y yo tenía que agacharme para que él alcanzara.
  • Parece tu hermano menor. Era incómodo cada vez que me abrazaba o quería besarme. Se tenía que parar de puntitas para poder alcanzarme y eso me resultaba bastante incómodo.
  • Si no sabe buenas posiciones sexuales, mejor ni lo intentes. Las posiciones sexuales son algo fantástico para que las relaciones se mantengan vivas. Así como hay posiciones con las que puedes estimular la vagina y el clítoris al mismo tiempo, también hay otras que funcionan para los hombres de pene pequeño. No había hecho la relación de que un hombre petite tiene un miembro pequeño. Si conoces un hombre más chaparro asegúrate de que domine las posiciones que le dan puntos a favor por su cosita, de lo contrario, no funcionará el sexo.
  • No puedes usar tus tacones, ¡pff! Tengo tanto pares de tacones y amo usarlos. Lo malo es que con este sujeto, no podía. Si los usaba era aún más alta y bueno, básicamente quedaba a la altura de mis pechos y eso me resultaba completamente incómodo.

Lo bueno

  • Puede ser un buen sujeto para platicar. Me gustaba platicar con él y era divertido, así que podría decir que es una cosa buena de salir con un hombre petite.
  • Diversión. Dejando de lado el hecho de que es pequeño, podíamos pasarla bien en el cine o en el parque, jugando en los columpios o en el sube y baja. De ahí en fuera, no sé si pudiera decir que hay algo bueno en todo.

Este video te puede gustar