Lo bueno, lo malo y lo gracioso de tener un novio alemán

Pues te voy a contar cómo se siente salir con un novio alemán. Tuve la fortuna de ir a estudiar a Alemania y conocí a un chico hermoso, me cautivaron sus ojos azules, su altura y su sonrisa. Estoy comprometida con este maravilloso hombre, pero debo decir que salir con un alemán fue extraño al principio… No hay realmente bueno o malo, solo fue fue un choque cultural que al principio tuve que aprender a manejar

Tienes que aprender alemán

Aunque tu novio hable un inglés perfecto para comunicarse contigo es probable que su familia no sepa hablar inglés. Así como en México es común que hables inglés, pero tus papás no. Si vas a andar con un chico extranjero, especialmente si es alemán, vas a tener que aprender a hablar lo básico.

 

Las horas de comida

Los alemanes tienen horas para comer super diferentes a las de una mexicana. Allá se desayuna a las 7 de la mañana, después se almuerza a eso de las 12 o 1 de la tarde y luego se cena hasta las 6 o 7 de la noche. O al menos esos eran los horarios de comida de mi chico. Así que ajustarme al horario de comida para mí era un martirio. A las 3 sentía hambre y a las 7 francamente no tenía ganas de comer nada. Afortunadamente, a todo te acostumbras y la vida allá es algo diferente. Así que me acostumbré con el tiempo.

Para que un alemán se abra sentimentalmente contigo vas a necesitar…

La cultura allá es super diferente, así que no esperes a que el chico con el que sales te abra la puerta, te traiga flores o te tome la mano en la calle. La verdad es que la mayor parte de los alemanes son fríos. Para mí fue como encontrarme con una pared que tuve que tirar poco a poquito. Son como un pastel con cubierta dura. Una vez que les quitas la cubierta son suaves y muy cálidos por dentro. Además, tienes que saber que pocos son los chicos alemanes que se acercan a una chica en un bar o en cualquier otro lugar. Allá las cosas no se dan tan sencillo, son bastante tímidos. 

Son super estrictos

Un chico alemán tiene grandes cualidades y es algo que me encanta de mi prometido. Siempre llegan a tiempo a sus citas y obviamente ellos esperan los mismo de ti. No sé la razón, pero todos los latinos somos un poco morosos en ese aspecto. Para ellos es una super grosería que los dejes esperando. Tristemente yo dejé a mi novio en la primera cita esperando 20 minutos. Cuando llegué claramente no estaba muy feliz. La puntualidad, chicas, es algo que un alemán se toma muy a pecho.

Son muy rudos al hablar

La gente de Alemania no se anda con tonterías te dicen las cosas directamente y eso a veces acá en México puede parecer grosero. En alguna ocasión mis suegro me hicieron la observación de que mi alemán era pésimo. Para ellos fue una observación, pero para mí fue  horrible. Además las palabras en alemán suenan mucho más duras. Yo solo quería salir de la casa y llorar.

En conclusión, tener un novio alemán es toda una aventura. Es increíble pero en ocasiones suele ser bastante… interesante.

Este video te puede gustar