Cómo librarte de los ácaros de tu cama

Existen microorganismos que conviven con nosotros todo el tiempo. Esto es normal. Sin embargo, existen algunos que podrían provocarte enfermedades; en consecuencia, es necesario eliminarlos de tu ambiente. Los ácaros del polvo provocan asma, fiebre y alergias. Con estos consejos podrás eliminarlos.

Limpia tu ropa de cama

Diariamente sacude tus sábanas, almohadas y sus fundas. Posteriormente sácalas al sol para que se eliminen tanto los olores como los microorganismos. No olvides que debes lavar la ropa de cama por lo menos dos veces por semana y cambiarlas constantemente. De esa forma evitas que se propaguen los ácaros. Otra opción es aspirar alfombras, muebles e inclusive algunas prendas. De esa forma desincrustas los ácaros que se instalan en tu cama y otras partes de tu habitación.

 Elimina el polvo en el que viven los ácaros

Es necesario que elimines el polvo en las habitaciones de tu casa. Para ello limpia todos los objetos cercanos a tu cama y los muebles que colindan con ella. Si los muebles de tu cuarto son de madera, utiliza algunos limpiadores específicos para la remoción de polvo. Si no tienes este producto, puedes hacer uno casero. No olvides utilizar una mascarilla o cubreboca para evitar tragar el polvo y, con ello, contraer alguna infección.

Evita la humedad

La humedad, el polvo  y los ambientes cálidos son idóneos para que los ácaros se reproduzcan. Por tanto, es necesario que disminuyas la humedad en las habitaciones y de colchones de tu casa. Una forma de eliminarla es con sal y bicarbonato. Sólo debes colocarla en los lugares en los que quieres eliminar esa condición. Así mismo ventila tu habitación, abre las ventanas para que el aire elimine la humedad. También puedes utilizar aire acondicionado para que el tránsito de aire sea más fácil.

Este video te puede gustar