Lecciones de ser mujer que aprendí de mi mamá

De niñas nunca imaginamos lo complicado que iba a ser convertirnos en mujeres. Entre las personas más influyentes en la vida de una mujer hay una sola que nunca podrá dejarse de lado. A la mayoría de nosotras, quien nos enseñó a ser mujer fue nuestra madre. Y estas son las lecciones de ser mujer más importantes que nos ha dejado.

Las lecciones de ser mujer tienen un sinfín de matices. Finalmente no por nada la vida a veces parece tan complicada. Ser mujer es mucho más que ser hija, madre, esposa o novia. Los tragos dulces y amargos  se convirtieron, poco a poco, en lo que el día de hoy es el reflejo en nuestro espejo cada mañana. Si te identificas con estas lecciones es porque seguramente te las enseñó tu mamá en algún momento.

Que el amor es mucho más que sufrir por alguien

Amar es mucho más que decirlo, se trata de vencer las rutinas y complicaciones que te pone la vida con buena cara. El amor constante y valioso permanece aun en el ambiente más gris y turbio. El amor de verdad se vive, no se espera, y llega en el momento más inesperado.

Lo bonito que puede ser un matrimonio

Lo bonito que es crecer en una familia con un papá y hermanos. Sobre todo vivir creciendo con el matrimonio de tus padres, viendo sus éxitos, fracasos y en algunos casos en sus momentos más oscuros. Conocer el amor que se tienen como pareja y cómo lidiar con las problemáticas que el día a día pone. En pocas palabras: que ser mujer es convertirte en la roca que sostiene a una familia.

 El sacrificio que toda madre hace por sus hijos

Ser mamá es gran parte de ser mujer y nuestra mamá nos lo demuestra de tantas formas posibles. Desde el gusto más simple, como dejarte la última bola de helado, hasta hacer de todo para sacarte adelante. La fuerza que tiene una madre cuando ama a sus hijos no puede ser comparada con ningún tipo de amor. Finalmente, el amor de una madre siempre será único.

Ser fuerte

Toda mamá influye en la forma de ser de su pequeña. Quizás de las lecciones de ser mujer ser fuerte es parte de todas nosotras. Mediante el amor y sacrificio que toda madre hace por sus hijos toda niña aprende a ser fuerte.

Buscar lo mejor dentro de lo malo

Sí, claro que hay épocas malas como todo en la vida. De hecho, gran  parte de las lecciones de ser mujer más importantes es que debes buscar lo mejor a pesar de lo malo. En los momentos más grises de nuestra vida tu mamá te recordó que el sol siempre sale después de la lluvia. El consuelo de tu mamá siempre ha sido el mejor de todos.

 Ser mamá es mucho más que tener hijos… tú ¿qué tipo de mamá eres?

Este video te puede gustar