Le puse el cuerno a mi novio con su mejor amigo, ¿qué hago?

Nos gusta creer que en la relación de pareja seremos fieles por siempre y nunca nos pondrán el cuerno. O que nunca seremos nosotras las que pongamos el cuerno. Menos nos pasa por la cabeza que seamos infieles con el mejor amigo de nuestra pareja… La realidad es que a veces terminas haciéndolo. Si es con alguien que nunca más se cruzará por su vida tal vez no haya gran conflicto, pero ¿qué haces cuando el cuerno fue con su mejor amigo? Si le pusiste el cuerno a tu novio con su mejor amigo, esto es lo que debes hacer.

Lo primero que hay que considerar

Después de una infidelidad hay muchas cosas que pueden pasar: que se lo confieses, que no se lo confieses, que te cache o que ni cuenta se dé. Ahora, antes de tomar alguna decisión, debes pensar por qué pasó. Tal vez muy en el fondo ya no estás contenta con tu relación o tal vez sólo fue cosa de un momento, pues a raíz de la convivencia, algo surgió y no se aguantaron. Si es porque ya no eres feliz, mejor termina de una vez. De hacerlo, no pienses que vas a quedarte con el mejor amigo, porque, aceptémoslo, eso tampoco va a pasar. Y si decides que lo amas y quieres que te perdone, vienen la siguiente pregunta:

¿Decirle o no?

Nadie sabe cómo va a reaccionar ante una infidelidad. Tal vez tu novio te perdone o tal vez te deje, pero lo que sí es seguro es que te vas a enfrentar a una crisis de pareja. Ahora, ¿quieres decirle o no? Puede que guardes el secreto por siempre, nadie se entere y todo como si nada, aunque tal vez la culpa te siga por siempre. O quizá tu novio ya se las huela o, peor aún, tenga pruebas. En ese caso, será mejor decirle. Y ni modo, aceptar que todos tienen un desliz de vez en cuando. Y en este caso, aunque te haga sentir la más culpable, deberás dejarle en claro que para que una infidelidad exista, se necesitan dos.

Háblalo con el amigo

Hay otro punto muy importante a considerar y es que se trata de su mejor amigo, no cualquier tipo que nunca volverás a ver. Así que si decides quedarte callada, toma en cuenta que el amigo seguirá ahí por siempre. Así que deberás estar segura de que él tampoco dirá nada. Si no, él quedará bien y tú como la mala del cuento. Eso y que tampoco vaya a repetirse, pues si ocurre, el conflicto se hará grande y caerás en un triángulo amoroso del que pocas veces se sale bien.

Este video te puede gustar