Las personas que lloran tienen una personalidad muy particular

Todas nosotras poseemos rasgos que nos caracterizan y distinguen de los demás. En el caso de las personas que lloran, tienen una personalidad muy particular. Muchos piensan que llorar es para débiles y que no vale la pena hacerlo. Sin embargo, evitar el llanto no siempre es lo mejor.

Llorar y llorar

Hay personas que reprimen sus emociones y existen otras que no importa de lo que se trate, sacan una que otra lágrima. Ya sea porque se sienten mal o porque se emocionan, todo lo expresan por medio de lágrimas. De acuerdo al investigador neurocientífico William H. Frey, las personas que lloran tienen un rasgo muy peculiar. Ellas pueden manejar de una forma más efectiva el estrés. Sí, el llanto es una respuesta humana a la tristeza o frustración, pero también es sano para el cuerpo. Al llorar se reduce el estrés emocional que no puede ser controlado en el organismo.

Menos estrés

Además de ayudarte a reducir el estrés, llorar aporta otros beneficios a tu cuerpo. Puedes enfrentar tus sentimientos y eso favorece a que tengas la mente sana. Evadir el dolor solo hará que desaparezca momentáneamente, pero nada más. Si lloras, te conectas con tus emociones y reflexionas, encontrando una solución a tus problemas. Llorar también hace que tus sentimientos sean honestos, pues no muestras una máscara hacia tus emociones. Generas empatía con otros y eso crea un lazo de confianza inquebrantable.

Liberas lo que no necesitas

Las personas que lloran tienen una actitud muy particular que les ayuda a liberar su cuerpo de lo negativo. Llorar significa canalizar los sentimientos hacia algo más ligero en tu ser. Cuando necesites limpiar tu organismo, el llanto es una buena salida. El cuerpo segrega endorfinas u hormonas de la felicidad, analgésico natural que alivia el dolor y mejora el estado de ánimo.

Ahora ya lo sabes, que no te dé pena llorar con tu película favorita, aunque sea infantil.

Este video te puede gustar