Las personas que hacen esto son tontas

Según estudios recientes, las personas se vuelven tontas cuando hacen estas cosas. Por lo menos son tontas cuando las están haciendo. Ooops! Así que procuremos recortar el tiempo de estas actividades, pues algunas son inevitables para algunas personas.

Las pequeñas reuniones

Algunas reuniones pequeñas como deliberaciones de jurado, juntas laborales, cocteles, por ejemplo, alteran la expresión del coeficiente intelectual en algunas personas. Al parecer, este tipo de reuniones hacen que tu comportamiento sea distinto al normal, pasa algo parecido a la muerte cerebral, pues tu cerebro reacciona super diferente. Así que eso que sentías en tus juntas de trabajo que parecen interminables o sientes tu cerebro morir, puede ser cierto.

Usar Internet sin medida

Un estudio de la Universidad de Columbia afirma que el uso del Internet afecta nuestra capacidad de memoria. ¿Por qué? En realidad es muy sencillo y tiene mucho sentido. Al usar la web, ya no necesitamos recordar mucho, solamente lo básico. Así que al no ejercitar la memoria, simplemente ya no sirve como cuando no usábamos tanto la tecnología. ¡Ay, nooo!

Engordan y se vuelven obesos

Timothy Verstynen, profesor de la Universidad Carnegie Mellon, es el autor de un estudio que indica que los cerebros de la gente con obesidad trabajan más que el resto de las personas. Esto se debe a las conexiones entre el cerebro para la toma de decisiones. Es decir, debido a una irritación en los sistemas de comunicación en el cerebro, los mensajes tienen un camino difícil. La alta presión arterial es uno de los factores que generan esta lentitud mental y que hacen que el trabajo sea más extenuante.

No descansar bien

Si no duermes las horas necesarias estarás afectando directamente tu capacidad de memoria. Además, activas el sistema nervioso de manera que es probable que aumente tu presión arterial. Entonces, la gente que no tiene un sueño adecuado, disminuye su rendimiento cognitivo. No solo eso, sino que experimenta cambios bruscos de ánimo.

¿Te quedas mirando tu propio perfil de Facebook?

Una revista de Psicología publicó un estudio que revela que cuando la gente se queda viendo su propio perfil de Facebook eleva su autoestima. Ah pero no solo eso, mantener la vista durante un tiempo prolongado, obstaculiza el desempeño del cerebro. Bueno, ojalá no hagas esto.

Comer alimento chatarra

Según una investigación de la Universidad de Harvard, nuestra dieta afecta nuestra capacidad para recordar. Así que tiene una gran influencia para que desarrollemos o no demencia senil. Por eso mencionan que los alimentos con grasas saturadas aumentan las lipoproteínas (LDL) y el colesterol y ambos se acumulan en las arterias. Por lo que alimentarse así, con comida chatarra, hará que se acelere la formación de placas beta-amiloide en tu cerebro. Estas placas son grupos de proteínas adhesivas causantes de daños en el cerebro y que pueden provocar Alzheimer.

Vivir en la ciudad

¡Chin! Creo que aquí entramos casi todos. Un estudio de la Universidad de Michigan indica que la ciudad afecta el cerebro. Éste pierde capacidad de retención de información en cuestión de minutos al estar en una calle concurrida. Además, reduce la capacidad de autocontrolarse. ¡Wow!

Ver historias sobre gente tonta

Esto es muy simple: si ves o lees frecuentemente historias sobre gente estúpida, es probable que empieces a actuar como tal. Esto se debe a la influencia de los medios, pues lo que vemos o leemos hace que actuemos parecido al contenido. Así que descarten de sus actividades ver reality shows y algunos videos virales de las redes.

Demasiada azúcar

Un estudio de la UCLA demuestra que una dieta con alto nivel de azúcar ralentiza el cerebro. Comer alimentos ricos en fructosa todo el tiempo dificulta la memoria y el aprendizaje. Así que evitemos el azúcar en nuestra dieta o, al menos, disminuyamos su ingesta, ¿no?

Estrés

Un estudio del Centro de Estrés de Yale indica que estar en constante tensión puede reducir el número de conexiones en las neuronas. Lo que se encontró fue que la gente que tiene niveles más altos de estrés, también tienen menos materia gris en la corteza prefrontal. Esto simplemente afecta la capacidad de retención de información, así como su procesamiento.

Preocuparse por dinero

Según el economista de Harvard, Sendhil Mullainathan, preocuparse de más por el dinero que se tiene, puede reducir hasta 13 puntos tu coeficiente intelectual. Así que cuando no tienes mucho dinero y te preocupas de más, comienzas a tomar malas decisiones como endeudarte hasta el cuello.

Así que ya viste lo que puede hacer más lento a tu cerebro o afectar tu memoria. Muchas de estas actividades o situaciones podemos evitarlas, por lo tanto, ¡hagámoslo!

Este video te puede gustar