Las peores historias de entrevistas de trabajo, contadas por mujeres.

Entrevistas de trabajo, pueden llegar a ser una pesadilla o una verdadera historia que marca nuestras vidas y que seguiremos contando a nuestros familiares mientras vamos envejeciendo.
Aquí, bajo el anonimato, algunas mujeres comparten lo que sufrieron durante las más incómodas entrevistas de trabajo…

“Llegué a mi entrevista de trabajo. ¡Quedé tan impactada porque la chica que me entrevistó traía algo en los dientes! No pude concentrarme mucho hasta que a la mitad de la entrevista le dije que traía algo asqueroso en el diente. Quizás por eso no obtuve el trabajo”- Anónimo.

“Y entonces…”

nervous

“Estaba siendo entrevistada por dos personas, la pregunta era acerca de conocimientos técnicos y usé la frase “y entonces…”. Después de haber iniciado mi entrevista con esta frasesita, no pude dejar de decirla. Rompí un récord mundial, ¡¡la dije más de 10 veces!! Fue confuso para los entrevistadores que me veían con cara de ¡¿what?!”- Anónimo.

Me falló la pierna.

“Pudo ser el estrés, la circulación o el mal karma, pero durante una entrevista de trabajo me empezaron a dar unos calambres terribles en la pierna. Mientras contestaba las preguntas, yo golpeaba con mi pie el suelo tratando de que se quitara lo que fue evidente para mis entrevistadores quienes me preguntaron si me pasaba algo, a lo que contesté con la verdad. Ellos me dijeron que tratara de resolver el problema, por lo que terminé pegándole a mi pierna para que me dejara en paz… y sí, conseguí el trabajo.”- Anónimo.

cramp

Todo me dio vueltas.

“Estaba tan preocupada por que no conseguía trabajo, que al mandar varios currículums a empresas que requerían urgentemente la vacante decidí comerme un brownie “especial” que mi compañera de cuarto me había dado para relajarme. Justo después de comérmelo, me hablaron de la empresa donde yo quería el empleo. Rauda y veloz me fui a la entrevista. Estuve volando durante toda la entrevista, todo me daba vueltas y aun así conseguí mi empleo soñado. Posdata: No sé cómo sobreviví a esa entrevista.”- Anónimo.

high

El conejo de chocolate.

“Después de una entrevista exitosa, mi entrevistador lanzó su última pregunta: ¿Si fueras un dulce, qué dulce serías? No me lo esperaba, el puesto no tenía nada que ver con comida. Muy desconcertada y sin saber qué responder le dije que un conejo de chocolate. El puesto era para un asilo de animales, no conseguí el empleo.”- Anónimo.

ok

El escape.

“Odio la comida de mi mamá, quiero que lo sepan. Fue una de las primeras entrevistas de trabajo que tuve, iba muy nerviosa. La entrevista fue muy temprano así que mi mamá no me dejó salir de casa sin tomarme su nutritivo jugo parte de su nueva dieta. En fin me lo tomé muy rápido y salí a la entrevista. Todo corría bien, respondí varias preguntas, enseñé algunos trabajos que había hecho. Hasta que me pidieron exponerles uno de los trabajos que había llevado. En cuanto me paré, mi estómago explotó. Digamos que solté el aire dentro de mí. Mi única reacción fue agarrar mis cosas y correr, mis dos entrevistadores se me quedaron viendo perplejos. Salí sin mirar atrás.”- Anónimo.

giphy (98)

La verdad.

“Me estaban entrevistando para asistente de editor en una revista importante. La chica que me entrevistaba me preguntó, ¿tienes alguna debilidad? A lo que me puse muy seria y le contesté ‘Bueno la verdad nunca he podido usar usar bien un hula, lo suyo no era mi sentido del humor.”- Anónimo.

giphy (100)

Aguas con la…

“Llegué al lugar de mi entrevista de trabajo, la señorita que me pidió que esperara unos minutos hasta que por fin me llamó. Me dirigía hacia el lugar de mi entrevista pero iba tan distraída, que no me di cuenta de los cables que había en el piso aunque ya se me había advertido de ellos. En un abrir y cerrar de ojos, mi tacón quedó atorado en uno lo cual me hizo caer de boca, atrás de la chica que me enseñaba el lugar. Lo peor es que no sólo me cai, el vestido que llevaba se levanto dejando ver mis atractivos traseros ante las oficinas de atrás.”- Anónimo.

caida

Con que planeando tener hijos.

“El entrevistador me preguntó “¿está usted planeando tener hijos?”, mientras miraba fijamente a mi vientre. Me pareció muy inadecuado por lo que le conteste que ni siquiera tenía una pareja. Tiempo después, me dijeron que le habían dado el empleo a otra persona porque yo no tenía hijos y podía ser la única mujer soltera entre tantos hombres. Tiempo después, ya casada, me entrevistaron para la misma empresa diferente puesto y el entrevistador me pregunto “y usted, ¿es soltera?” Algo extraño pasa en ese lugar.”- Anónimo.

really

 


Este video te puede gustar