Las mujeres que deciden no tener hijos le hacen un favor al medio ambiente

Decidir no ser madre no es cosa de este siglo, ni de esta generación, durante mucho tiempo han habido mujeres que han tomado la decisión de no tener hijos. Esta decisión les ha traído montones de críticas y dedos señalándolas, eso debe terminar. Todas deberíamos ser libres de decidir si queremos o no traer hijos al mundo. Además de decidir libremente, estas mujeres están haciendo un gran impacto en el ambiente indirectamente. De hecho, muchas ecologistas han tomado esta decisión pensando en el daño que traer una nueva persona al mundo hace al medio ambiente.

El impacto que tiene cada persona

pollution

Absolutamente todas las personas dejamos una huella ecológica que se divide en cuatro grandes rubros. Estos son: la energía, el agua, el transporte y los residuos que producimos. Estas cuatro áreas son medibles, hay páginas en internet que te ayudan a medir cuál es el impacto causado por tu paso en esta tierra.

Ser childfree es ser ecofriendly

friends with kids

Las personas “childfree”, como se le conocen a las personas que deciden no tener hijos, ayudan al ambiente. Esto debido a que al no aumentar la población, los ecosistemas de los que dependemos todos no se ven alterados. Así mismo, el impacto de la humanidad en el planeta no sufre tantos daños como los que ahora está viviendo. Es decir que gracias a estas mujeres la taza de natalidad se reduce. Mientras menos humanos nuevos, menor el impacto ambiental.

Las mujeres que deciden vivir así no están en contra de la familia, solo están a favor de otras cosas. El medio británico The Independet reportó que sólo en Reino Unido, el consumo por persona es de 5.407 kWh. No importa si apagas las luces que no necesitas, o desconectas los aparatos electrónicos que no estás usando, la huella que cualquier ser humano dejará es inevitable.

El aumento desproporcionado de la población más el incremento de la esperanza de vida hacen de nuestro planeta un lugar en el que pronto aumentará la demanda de comida, vivienda, agua y demás recursos no renovables, que el planeta no podrá satisfacer. Es algo que vale la pena detenerse a pensar si pensamos tener hijos.

Por eso, antes de juzgar o criticar a tu amiga que ha decido no tener descendencia, ve el lado positivo de su decisión, en vez de afectarte, te beneficia.

Este video te puede gustar