Lamento si mis kilos te pesan pero la verdad es que son solo miós

Desde muy chica fui la gorda de la familia, tengo ese título desde que tengo memoria. Mis padres no son gordos y mis hermanas son bastante atléticas a decir verdad. Pero nunca entendí porque comiendo lo mismo que ellas nuestra apariencia era radicalmente diferente. De hecho algunas tías se burlan de mi, diciendo que soy la hija del lechero. Si mis kilos te pesan.. te tengo una epifanía.

Del lechero o no, estos son mis kilos.

Me encantaría que la gente que habla a mis espaldas pudiera dejar de hacerlo. Porque de alguna forma mis kilos siempre ofenden a alguien. En el gimnasio las chicas hacen como que no me ven, pero las sorprendo lanzándome miradas bastante intrigantes cuando estoy corriendo. Pero ese es el menor de mis problemas, los chicos pueden ser aún más crueles que las chicas estando en el gimnasio. La primera vez que me metí en clases de natación, escuche todas las referencias animales que se puedan imaginar. La verdad es que estoy cansada de que mis kilos les pesen a los demás.

Moda para chicas curvy en esta temporada de calor

No entiendo qué les perturba

Al final yo soy la que despierta y se va a dormir con ellos. con el tiempo he aprendido a amar mi cuerpo y encontré una buena psicologa que me ha ayudado a mejorar mis hábitos para ser más saludable. Porque gran parte de mi problema siempre ha sido comer por pura ansiedad. Así que aparte de lidiar con mis monstruos internos, suelo salid a la calle y lidiar con los de los demás.

Trato de no fijarme

En las chicas de mi oficina escandalizadas cuando uso falda o en los comentarios sobre mis pies que parecen tamales. Creo que las chicas que se aterrorizan con mis kilos, me tienen miedo. En todo caso no me gustaría estar en sus zapatos, jamás he tenido la necesidad de odiar a las flacas, a las musculosas, a las muy altas o muy bajitas. Al final todas las mujeres suelen estar acomplejadas ¿que no?

Cómo solucionar las rozaduras en esta época de calor

Nadie está agusto con su cuerpo

Todas quieren estar más flacas, más bonitas, más fuertes, más todo. Sí tengo lonjitas y celulitis, pero afortunadamente se que soy más que solo un cuerpo. LAs pocas personas que se acercan a conocerme saben que soy más que unos kilos de más. Soy una excelente amiga y cómplice, te lo pueden comprobar mis grupito de amigas. Soy la chica que está dispuesta a ir por ti al otro lado de la ciudad si te quedaste varada con el coche. Sé ahuyentar a todos los malos pretendientes de mis amigas, sé como cocinar cosas deliciosas. También bailo sola en mi cuarto, y a veces me gustaría quitarme la pena de hacerlo afuera. Lamento que muchos tengan la mente tan cegada para ver solo mi silueta, pues si me conocieran sabrían que soy más.

Si en mi reflejas todo lo que no quieres

Por mi está perfecto, pero eso no significa que mis kilos sean de odio hacia mi. Simplemente tengo un metabolismo diferente y aún no encuentro la forma de bajar la grasa de mi cuerpo, en algún momento lo lograre. Y no, no es así de fácil como ponerme arriba de la caminadora 3 horas al día. Cualquier chica con problemas de sobrepeso te lo dirá, porque es algo más emocional y mental. No creo que sea tu problema, pero si te deja más tranquila me amo mucho a mi misma. Voy a mi ritmo sin presionar, sin prejuicios. Espero que un día tu puedas hacer lo mismo.

Si mis kilos te pesan, quizás es un reflejo de tus propias inseguridades. Pero no te preocupes yo sé que eres más que eso. Porque al igual que a ti te han juzgado, lo han hecho conmigo.

Este video te puede gustar