Lactancia diferente: descubre todo lo referente a este placer inimaginable

Entre las prácticas sexuales más extrañas o al menos desconocidas, se encuentra la lactancia diferente es decir erótica. Aunque esta práctica es más común de lo que imaginas, no se habla de ella tan abiertamente como de otras.

Sexo sin complejos

El nombre puede asustarte, pero realmente no tiene nada de sorprendente o de malo. En la lactancia diferente se trata de amamantar a la pareja mientras la mujer está en periodo de lactancia con su bebé. Ella y su pareja obtienen placer de amamantar y succionar la leche materna. Tal vez la duda principal respecto a esta práctica es saber si realmente hay placer al succionar los senos de una mujer que está produciendo leche. Como cualquier práctica sexual, se trata de disfrutar de las sensaciones del cuerpo.

Lactofilia

La lactancia erótica también es considerada como lactofilia. Se le considera como una práctica sexual que sale de la norma. Tomando en cuenta las parafilias, esta es de las más extrañas debido a su connotación maternal. Sin embargo, no podemos dejar de lado que los senos son una de las zonas más erógenas en la mujer. Además, los pechos siempre han generado atracción.

Los senos y su papel en la lactancia erótica

En cualquier práctica sexual, los senos tienen un papel muy importante.  Se pueden sujetar, lamer, chupar, succionar o ser usados como el principal estimulante. Pueden ser los creadores de la “rusa”, o ser cubiertos con ciertos ingredientes para el deleite de la pareja. La lactancia erótica estimula las sensaciones corporales y hace que el deseo se despierte. Tan es así, que incluso cuando se está alimentando al bebé pueden experimentarse sensaciones de placer. Es normal y una respuesta natural del cuerpo. Algunas mujeres sienten vergüenza o culpa, pero deben entender que es una respuesta fisiológica, no es nada malo.

No debes avergonzarte si sientes placer con esta práctica, no eres la única que ha experimentado esa sensación.

Este video te puede gustar