La verdad es que aunque extraño lo bonito de una relación, prefiero estar sola

Luego de estar varios años pasando de una relación a otra, llegó un punto en el que necesitaba darme un respiro. Debo reconocer que tuvieron que pasar muchas cosas para que tomara esa decisión. Tenía miedo de estar sola, o mejor dicho, no sabía hacerlo porque desde muchos años atrás, no había pasado tanto tiempo sin una pareja. Pero un día las cosas cambiaron y aunque tenía miedo, decidí dejar de lado las relaciones para aprender a conocerme. Ahora, después de 4 años sin una pareja estable, puedo decirte con toda seguridad que prefiero estar sola.

El amor, el amor

No te voy a negar que luego de tanto tiempo, sí extraño algunas cosas que sólo recibes en una relación. No hablo sólo de sexo, porque eso lo he recibido durante todo este tiempo sin compromiso alguno. Sé que una relación no es sólo eso, implica mucho más. En este punto de la vida, estoy comprendiendo que pocas personas tienen la valentía de entregarse por completo en una relación, aún sabiendo que puede ser una gran apuesta o una gran pérdida. Justo por eso es que he decidido no relacionarme con alguien. Quiero estar segura de que cuando lo vuelva a hacer, será porque he encontrado a alguien con quien vale la pena echarme al ruedo.

Muchos aprendizajes

Esa decisión no la he tomado en vano. Durante todo el tiempo que estuve en relación, aprendí muchas cosas de cada una de las parejas que tuve. No voy a decir que todo fue color de rosa siempre, pero sin duda, cada una de las vivencias me dejó un aprendizaje muy importante. Todo eso, fui aprendiendo a valorarlo o tenerlo presente para que mi siguiente relación fuera mejor. Sin embargo, también hay que considerar con qué hombres decides relacionarte.

Y también algunas experiencias desagradables

Así como me relacioné con hombres buenos, también me tocó experimentar con uno que otro que me hacían más mal que bien. Por fortuna, la gente que me ama nunca me dejó sola y me apoyó cuando lo necesitaba. Por ejemplo, cuando uno de esos hombres sintió que yo era de su propiedad y quiso ponerme una mano encima.

Prefiero estar sola

Tal vez esa era la señal que necesitaba para darme un tiempo para mí. ¡Lo agradezco! Gracias a eso, aprendí a saber realmente quién soy, qué quiero y con quién quiero o no compartirlo. Me gusta saber que tengo todo el tiempo para mí, que no necesito rendirle cuentas a nadie sobre lo que hago. Si lo decido puedo salir con mis amigos, con algún chico que haya conocido en una fiesta o con quién yo quiera sin sentir culpa alguna. Prefiero estar sola porque todo mi dinero es sólo para mí, para mis sobrinos, para mi familia. Puedo irme de viaje a donde quiera y quedarme los días que quiera sin que me hagan una escenita.

¿Tú qué prefieres?

Este video te puede gustar