La soltería, ¿es sinónimo de equilibrio perfecto?

Hace unos días platicaba con mis amigos sobre cómo hemos llevado nuestras vidas hasta el día de hoy. Con los buenos y malos momentos que hemos tenido, parece que no nos quejamos del camino recorrido. La única cuestión que entró en discusión fue con respecto a la manera en que vivimos o, mejor dicho, en que vivo. Mis amigos han decidido formar familias, ya sea casados o no, pero yo he optado por permanecer soltera. Por fortuna, ahora la soltería no está mal vista y hay quienes creen que este estilo de vida tiene el equilibrio perfecto. Me he preguntado si realmente sucede eso.

Decisiones propias

Es un hecho que el estilo de vida que llevamos es porque así lo decidimos. Si queremos estar solos o hacer un plan en específico es porque eso hemos aceptado. Además, no hay ningún manual o libro que diga que para ser feliz en la vida debes tener pareja. Mis amigos creen que sí y que estar sola no es bueno. No tienes con quién compartir tus logros o tristezas, no tienes una pareja con la que puedas salir. Creo que el hecho de estar soltera no significa estar sola; depende de cómo queramos ver la situación.

Soltera no es estar sola

 Antes, creían que la soltería significaba estar sola porque no se tenía una pareja. Gracias a lo aprendido, estoy segura de que la soltería no es soledad. Puedo tener varios amigos o amigas con quienes salir y compartir momentos específicos de mi vida. Creo que por eso es que los amigos con derechos se originaron. Los amigos con derechos son aquellos que elegimos para salir como una pareja, sin tener un título formal. La soltería es una elección que asumimos con la seguridad de que es lo mejor para nuestra vida.

¿Equilibrio perfecto?

Hace unos días, una de mis amigas estaba pasando por un truene. Se sentía muy mal, pues el chico con el que había salido por 6 años le había dicho que ya no quería nada con ella. Es entendible que después de ese tiempo ella sintiera que todo su mundo se venía abajo. Ya habían compartido muchas cosas, muchas emociones y más de un lustro de tiempo juntos. Lo peor fue que la decisión se la dijo justo en un momento en el que pretendían festejar. Después de eso, ella estuvo buscándolo, esperando que recapacitara. Nada de eso ocurrió y mi amiga creyó que toda su vida se venía abajo. Empezó a salir con uno y con otro buscando un consuelo que jamás recibió.  Al contrario, yo solo la veía hundirse cada vez más. Fue justo en ese momento en el que pensé qué es el equilibrio perfecto.

Tú tienes la decisión

Para encontrar el equilibrio perfecto la única que puede decidirlo eres tú. No se trata de elegir una pareja para creer que eso va a darte la estabilidad que necesitas. Tampoco se trata de que estés sola pero infeliz porque una pareja no te da todo lo que buscas. Se trata de que sin importar lo que elijas para tu vida, te sientas bien con ello. Cuesta un poco de trabajo, no te voy a mentir, pero una vez que haces lo correcto para ti, lo demás fluye.

Este video te puede gustar