Podemos saber en segundos si nos cae bien o mal una persona

¿Te ha pasado que en cuanto conoces a alguien puedes saber si serán buenos amigos o enemigos de por vida? Seguro recuerdas cómo conociste a tu mejor amigo o el momento en que hiciste clic con tu pareja. Lo más probable es que de inmediato sentiste que había química entre ustedes. Algo que se sentía especial aunque aún no se conocían. Aunque no lo creas, esto tiene una explicación científica.

Conexión emocional

lol laughing laugh friend haha

En la Universidad Estatal de California realizaron un estudio en el que analizaron las amistades que surgen súbitamente como con una química interpersonal. Algo que en psicología se ha denominado como “una conexión emocional y psicológica entre dos individuos”.

Cuando conocemos a alguien se producen alteraciones en nuestros neurotransmisores. Esto es lo que provoca que tengamos una impresión rápida de quien acabamos de conocer. En segundos podemos sentir si la persona que tenemos enfrente encajará con nosotros o no.

Respuesta emocional

love friends hug monkey i love you

Ante esta respuesta emocional la zona del cerebro que está implicada es la amígdala. Por lo tanto, todos reaccionamos de manera diferente a un mismo estímulo. Cuando te relacionas con una persona nueva tu cerebro puede mandar impulsos de amistad, miedo, desconfianza, empatía, molestia, disgusto, etc., en esos primeros segundos de conocerse.

Así como funciona con la amistad esto sucede también cuando nos enamoramos. Lo que pasa es que la alteración de los neurotransmisores provocan que tengamos una impresión muy rápida sobre la persona. Ahí es cuando empezamos a idear y a comparar si es la persona que estamos buscando y si tenemos cosas en común.

Ahora ya sabes que la próxima vez que tengas una primera impresión de alguien nuevo se lo debes a tus neurotransmisores. Confía en tus primeros instintos, pero no olvides que siempre es bueno darle la oportunidad a las personas para conocerlas realmente.

Este video te puede gustar