La infidelidad implica algo horrible y doloroso

Enterarte de que la persona que amas te ha engañado, sin duda es una de las peores cosas en la vida. Resulta algo horrible y doloroso, porque pareciera ser una puñalda de frente por parte de alguien a quien le habías confiado algo más que tu amor. La confianza queda completamente destruida, así como tu autoestima y tus sueños.

Vives algo horrible y doloroso

  • Tu autoestima queda destruida porque ves que tu pareja ha decidido buscar en alguien más lo que se suponía tenía contigo. Comprendes que la exclusividad dejó de ser primordial en su relación.
  • Pierdes el deseo sexual porque no logras entender porqué tu pareja decidió meterse con alguien más. Puedes sentir rechazo o intolerancia al sexo.
  • La confianza muere por completo, por lo que ya no crees en esa persona y sin duda la relación se derrumba.
  • Se acaban los planes en pareja. Al romperse la lealtad ya no querrás hacer nada que tenga que ver con los dos.
  • Deja de haber respeto y aprecio porque una infidelidad habla del poco compromiso que se tiene con la pareja.

Respeta al amor

Cuando decides relacionarte con alguien, sabes que vas a invertir tiempo, compartirás cosas y momentos con esa persona. No se trata de algo pasajero (a menos que así lo decidan ambas partes). Cuando lastimas a la persona que decías querer, sin duda queda rota, deprimida y no confía en nadie. Quien recibe la infidelidad llega a sentirse culpable de lo que pasó, pero hay que dejar en claro que nada tiene de culpa. El único culpable es el que ha decidido faltarle al respeto a la relación que tenía.

Una infidelidad podrá darte placer, emoción, lujuria o novedad, pero es algo pasajero. Jamás quedará satisfecho tu ego y siempre querrás más. La verdadera felicidad tiene que ver con un estado del alma. Una infidelidad puede ser divertida, pero piensa en todo lo que se puede romper.

Este video te puede gustar