La diferencia entre una cita y una noche de la que puedes arrepentirte

Pregúntale a un hombre cuál ha sido la peor de sus citas y seguramente te contará una historia superflua y aburrida. No obstante, una mujer te contestará la misma pregunta de una forma mucho más estremecedora. Las malas citas que han tenido algunas mujeres podrían provocar que muchas teman seguir saliendo con cualquier chico. En realidad, una cita inocente puede convertirse en una noche de la que puedes arrepentirte…

Los grave de este asunto es que muchas veces el sentido de las cosas se malentiende. La cita que muchos chicos podrían considerar como buena, una mujer podría considerarla la peor del mundo. Después de todo, siempre hay dos lados de la misma moneda.

Tener una cita decente actualmente se ha convertido en una pesadilla

Debemos aceptar que las citas hoy en día ya no son tan inocentes como solían ser, ahora pueden ser una situación de la que puedes arrepentirte. Salir a cenar o por un trago puede convertirse en muy poco tiempo en una invitación a tener relaciones sexuales. El mundo se mueve a una velocidad mucho más acelerada que antes y, al parecer, muchos hombres y mujeres pueden llegar no a segunda, sino a tercera base en cuestión de semanas en su afán de disfrutar el momento. El problema es que salir en una cita puede ser un arma de doble filo. En el mejor escenario encuentras a un caballero mientras que en el peor de los casos puedes toparte con un león con piel de oveja. Este no es un problema nuevo; sin embargo, con tantos casos de acoso sexual debemos de tomar cartas sobre el asunto.

¿Acoso sexual en una cita?

Puede sonar como la cosa más disparatada, pero existe y seguramente muchas chicas han sufrido las consecuencias de una noche de la que pueden arrepentirse. Hablamos de esas citas en las que tú no querías pasar de los besos, al sillón y, en el peor de los casos, a la cama. Muchas son las chicas que se arrepienten de una situación similar. Quizás lo peor del caso es que mientras los chicos piensan que fue una buena cita, la mayoría de las chicas se arrepienten de la situación y desearían nunca haber pisado el departamento del chico. ¿Quién tiene la culpa? En realidad es difícil saber, siempre hay dos lados de la moneda. En la mayoría de los casos la chica no da señales de querer hacerlo, pero tampoco da una negativa. Finalmente, cuando eres una mujer estando en esa situación tu mente corre lentamente. No sabes qué hacer y normalmente terminas cediendo por temor a que la negativa lleve a una situación peor.

Cómo evitarlo

Es imposible saber a ciencia cierta con qué tipo de persona sales. No obstante, hay algunas cosas que puedes hacer para evitar ponerte en peligro:

  • Conoce bien a la persona antes de aceptar estar a solas con él. Es lo mejor que puedes hacer para evitar malos entendidos.
  • No ingerir alcohol con un desconocido. Es fácil tomar dos que tres copas en una primera cita para liberar la tensión. Aunque esto no suena como la peor idea del mundo, puede serlo si la situación se te va de las manos.
  • Siempre dile a alguien cercano con quién estás y a dónde vas. No es por demás que tengas a alguien echándote un ojito para saber cómo va tu cita. Pues en todo caso esta persona puede ser tu salvación.

Finalmente, no tengas miedo, te aseguro que no todos los hombres son iguales. Así como hay algunos malos, otros solo no saben cómo tratar a una mujer, pero todavía hay algunos caballeros. Cuida de ti dondequiera que vayas.

Este video te puede gustar