La desautorización parece ser un grave efecto de la cuarentena

A partir de la cuarentena, las cosas han cambiado de manera repentina. Aunque podríamos pensar que pasar tanto tiempo en casa podía ser grandioso, luego de varios meses parece ser todo lo contrario. Por desgracia, durante todo este tiempo hemos recurrido a la desautorización y resulta ser dañino para la psique y las relaciones, pues tendemos a eliminar el “yo”.

Deshacerte de ti

Se le dice desautorización porque renuncias a cosas importantes para encajar en algún sitio o mantener “sana” alguna relación. O sea, dejas de hacer cosas que te hacen feliz por complacer a otros. Es un hecho que habrá momentos en los que tengas que negociar con alguien para poder ser justos. Sin embargo, cuando te enfocas en servirle a otros, las consecuencias podrían afectar tu salud y tus emociones. Te traicionas, dejas de ser tú.

¿Y qué tiene que ver la cuarentena en todo esto?

La cuarentena ha hecho que nos aislemos socialmente y hemos dejado de tener conexión con otros. Eso está afectando nuestra percepción de las cosas, pues hemos dejado de materializar y conectar con otros. Has dejado de ir al gimnasio, a la oficina o por tu café. Todo eso poco a poco nos ha desconectado de nuestros hábitos y rutinas, dejándonos desamparados. Si eso fuera poco, hay que agregar el estrés de los últimos meses.

Cómo saber que estás sufriendo desautorización

Comienzas a descuidar cosas que para ti son importantes, como la buena alimentación, hacer ejercicio. Empiezas a descuidar tus necesidades, puedes sentirte más agotada de lo normal, preocupación excesiva o con resentimiento. La buena noticia es que hay algunas cosas que pueden ayudarte, toma nota.

  • Presta atención a lo que estás sintiendo o lo que necesitas, si lo necesitas, toma nota de ello.
  • Reformula las preguntas que ronden tu mente, para que no caigas en pensamientos negativos.

Este video te puede gustar