La cruda verdad debajo de las sabanas en las relaciones a largo plazo

“No tengo ganas de tener sexo contigo, porque es super tedioso” Si tuviera una frase que le pudiera implantar en la boda a mi yo de hace algunos años, sería esa. Quizás lo que voy a decir no le agrade a muchas chcias que estan inmersas en relaciones a largo plazo. Pero claro, quién soy yo para tener la verdad absoluta. La verdad es que solo hablo de mi experiencia, la cruda verdad debajo de las sabanas de una pareja que lleva años junta…

Se vuelve muy tedioso

Lo siento, pero es verdad. Cuando el enamoramiento se ha ido y solo queda el amor muchas cosas en la pareja cambia. Hacer el amor con la persona que amas nunca deja de ser totalmente satisfactorio. Sin embargo en muchas ocasiones la rutina acaba con este gran placer. El sexo se vuelve una fórmula aprendida una y otra vez. Es como prender el televisor. Sabes exactamente donde se prende, se apaga y los canales que más te gustan. Si te descuidas las cosas se dan en automático. 

El peor sexo es el que tiene cita

Al menos para mi lo fue, este acuerdo mutuo de agendar los encuentros sexuales me bajaba completamente el libido. Quitar la espontaneidad de la vida sexual de cualquier persona es una tortura. Esas salidas al hotel con el tiempo se convierten en tardes tirados en la cama comiendo chatarra. Haciendo todo lo posible para no imprimirle esfuerzo. Es cierto, si las parejas no se ponen las pilas acaban siendo solo compañeros de casa.

A veces no es que no tengas ganas… es que no tienes ganas con él

Perdón, pero siendo realmente sincera esto me pasaba mucho más a menudo de lo que me gustaría admitir. Los problemas del día a día, sumados a una relación decadente arruinaron mi vida sexual. Lo peor es que pocas veces identificamos que no eres tú, es la situación entera. Por mucho tiempo pensé que no tenía mucha importancia. Para mi la falta de ganas era una etapa , algo pasajero. Lamentablemente no lo fue. Me di cuenta al final de mi relación. Apenas pasaron unos meses y me encontraba con un líbido impresionante. ¿Qué pasó? me quite de los hombros mi relación tóxica.

Triste pero a veces accedes sin ganas

Se vuelve pero aún cuando te sientes comprometida a satisfacer a tu pareja. Sinceramente nunca me molesto demasiado, pero claro en esa época era una mujer sin mucha autoestima. Ahora que veo hacia atrás y pienso en todas las veces que accedí a algo que yo no quería solo por complacer a mi pareja, me da gusto ya no ser esa chica. Verás no se trata de no ser solidaria con tu pareja. Es simple y sencillo. Esta bien no tener ganas y esta perfecto hacérselo saber a tu pareja. Muchas veces no es que tengan un problema de pareja, simplemente no tienes ganas. No tienes que forzarte a hacerlo. Al final es tu cuerpo y tienes derecho tanto tú como él de no estar en la disposición de tener relaciones sexuales.

El sexo definitivamente es un termómetro de como está tu relación

Aguas chica, si llevas meses tratando de huir del sexo con tu pareja. Es completamente diferente no tener ganas un día a no tener ganas durante meses. El sexo siempre será un termómetro y si bien es cierto que nunca será como en los primeros meses de enamoramiento, cuando quieres devorarte a tu pareja cada que se te pone en frente. También es cierto que no tenerlo es una señal de que algo no va bien. Hablalo que no te de pena, finalmente la relación es de dos.

Habla fuerte, que se escuche tu voz especialmente cuando se trata de algo tan íntimo como el sexo. Se vale decirle a tu pareja que no te gusta esto y aquello, con mucho amor y cariño. Se vale no tener ganas, se vale probar otras cosas y se vale negarte a tener relaciones. Respeta tu cuerpo y amate mucho.

Este video te puede gustar