¿Eres la chica del eterno “tal vez”?

En este mundo existen todo tipo de mujeres con sus respectivas personalidades, opiniones y valores. Y todas deberíamos estar orgullosas de ser así. Cada una tiene sus cualidades y debe amarse lo suficiente para reconocerlas y explotarlas a su favor. Sin embargo, existe un tipo de mujer que prefiere evitar cualquier tipo de desacuerdo. Ellas,  en vez de defender su pensamiento se queda atrapada en un eterno “tal vez”. Si este es tu tipo de personalidad, por favor lee lo siguiente con mucha atención.

El daño que te hace

Este estilo de vida en que dices “sí” o “tal vez” cuando quieres decir “no”, puede afectar tu salud. No detenerte a conocer y a determinar tus opiniones para seguir con la corriente o lo que te convenga puede bajar muchísimo tu confianza. Estás sacrificando algo bueno para ti, para que todo el que te rodea pueda estar cómodo sin importar cómo te sientas. Estás deteniendo tu propio progreso como ser humano para que todos los demás sean felices pero, ¿y tu felicidad?

La autodestrucción

Aun los sacrificios más pequeños pueden encarrilarte a un camino en el que pierdes el sentido de tu vida. Decides todo para los demás hasta que un día te das cuenta de que nada de lo que te rodea fue tu elección. Lo que es peor, no tienes idea de cómo conseguir lo que quieres. La felicidad es una decisión también. Si te acostumbras a que los demás decidan por ti jamás llegarás a tu propia felicidad. Por otra parte, si no tomas ninguna decisión te quedarás atrapada en el “tal vez”.

Cuando pase esto, la respuesta es “NO” siempre

Cuando se te presente una situación, pequeña o grande, en la que te sientas insegura o incómoda, la respuesta es “NO”. Punto. Quizás sea algo tan íntimo como probar una nueva postura sexual o algo tan sencillo como visitar un lugar que no quieres. La respuesta sigue sin cambiar. Es tu responsabilidad protegerte y defenderte a ti misma y eso implicará decir en ocasiones “no”.

Este video te puede gustar